martes, abril 01, 2008

El artículo más racista del año compara a los indígenas paraguayos con el cáncer

La ong Survival International ha nombrado como el "artículo más racista", de entre los publicados por los grandes medios de comunicación en el pasado año, al que compara a los indígenas paraguayos con el cáncer, utilizando adjetivos como "neolítico", "civilización caduca" y "cochinas costumbres".

El premio se otorgará el 21 de marzo, Día Internacional de las Naciones Unidas por la Eliminación de la Discriminación Racial.

MAdrid
FUENTE:http://www.guiaongs.org/
El artículo se publicó en el periódico paraguayo La Nación, en el cual se describe a los indígenas como defensores de una cultura "marchita", se defiende la idea de que "tienen que civilizarse" y pone en duda su humanidad.

El premio al "artículo más racista del año" es el elemento más reciente en la campaña de Survival "Plántale Cara al Racismo", cuyo objetivo es cuestionar las descripciones racistas que se hacen de los pueblos indígenas en los medios de comunicación de todo el mundo. El ganador recibirá un certificado en el que estará grabada la cita : " Tantos años llamando al indígena salvaje, no le han convertido en uno" de Luther Standing Bear (Oso de Pie), Sioux Dakota.

"Plántale Cara al Racismo" está respaldada por importantes periodistas, tales como Lorenzo Milá, Rosa Montero, Carmen Sarmiento, Rosa Mª Calaf, John Simpson, corresponsal de la sección internacional de la BBC, o George Monbiot.

Desde Survival declaran: " El racismo a menudo está latente o se usa para justificar los abusos hacia pueblos indígenas, tanto si se trata de robar su tierra como de explotarlos o incluso matarlos. Este artículo pone de manifiesto el racismo que sigue existiendo en los medios de comunicación, incluso entre las personas que supuestamente deberían "saberlo mejor".

Esto no tiene que ver con lo políticamente correcto - tiene consecuencias concretas en el modo de vida de vida de los pueblos indígenas, sus tierras y en última instancia, sus vidas". Entre los nominados por la ong, también había medios españoles, como el programa Cuarto Milenio de Cuatro por una descripción de uno de sus programas que descalificaba al pueblo indígena de Papúa, el diario 20 Minutos, por un artículo que calificaba de sanguinarias a las culturas indígenas de Nueva Guinea; el suplemento magazine de el diario El Mundo, entre otros.

Un documento clasificado revela la estrategia de las autoridades chinas para "gestionar" a los periodistas extranjeros

Reporteros sin Fronteras hizo público un documento, clasificado y conseguido de fuentes chinas, que define la actitud que hay que adoptar con los periodistas extranjeros, antes y durante los Juegos Olímpicos de Pekín.

Aunque las autoridades incitan a los funcionarios a dar muestras de apertura ante los medios de comunicación internacionales, también les animan a controlar mejor la información y a influir en ella.

"En enero de 2007, las autoridades chinas adoptaron una nueva regulación para los periodistas extranjeros, más liviana que la precedente. Pero, paralelamente, dieron consignas para intentar influir en el contenido de los medios extranjeros. Si bien es cierto que algunos de los elementos que contiene el documento evidencian una auténtica preocupación por proporcionar mejor información a los periodistas extranjeros, también pone de manifiesto que las autoridades no han abandonado nunca su deseo de censurar la información", ha declarado Reporteros sin Fronteras.

"Mientras la antorcha olímpica llega a Pekín, pedimos al Comité Olímpico Internacional que condene cualquier intento de las autoridades chinas de obstaculizar el trabajo de los periodistas extranjeros. El contenido de este documento está en contradicción con el compromiso, asumido por Pekín en 2001, de conceder una total libertad de prensa", ha añadido la organización.

Reporteros sin Fronteras ha conseguido una copia de la circular, fechada en 2007, titulada "Recomendaciones de trabajo para reforzar la eficacia de la gestión después de la entrada en vigor de la Reglamentación de entrevistas de periodistas extranjeros en China, durante los JJOO de Pekín y en el período de su preparación". En ese escrito, las autoridades nacionales ofrecen su plan de comunicación y control de la información a los responsables locales del Departamento de Propaganda y Seguridad Pública.

En la introducción se precisa que las recomendaciones van dirigidas a responder a las necesidades de China Popular durante la organización de los JJOO. El plan de comunicación está articulado en seis partes: edificación de una "línea de entrevistas", mejora de la capacidad de difusión de la información, creación de un sistema de propaganda frente a los medios extranjeros, apoyo a una opinión positiva de Internet, dominio de la opinión pública frente a una crisis y formación de funcionarios en métodos de comunicación.

El plan contiene elementos positivos, entre otros la formación de funcionarios y la celebración de conferencias de prensa, destinadas a los periodistas extranjeros. Pero también incluye graves obstáculos a la libre circulación de la información.

Por ejemplo, confirma que las autoridades tienen en marcha una política activa del control de la información en Internet. "Reforzar la publicación de comentarios en la red aumenta el dominio de la opinión pública en el Net", son las orientaciones dirigidas a las autoridades locales.

Por otra parte, y continuando con la ley de gestión de crisis adoptada en 2007, a los responsables se les ordena "influir en los reportajes" sobre acontecimientos públicos imprevistos. Y más generalmente, se les pide que "refuercen la propaganda positiva" dirigida a los periodistas extranjeros.

No se pueden aceptar las agresivas campañas de las autoridades de Pekín contra los medios de comunicación extranjeros, a los que acusan de mentir, cuando en los próximos meses van a llegar a China decenas de miles de profesionales de los medios de comunicación, para cubrir los Juegos Olímpicos.

Fuente: RSF