viernes, septiembre 29, 2006

La pesadilla de Darwin


El documental del cineasta austríaco Hubert Sauper es una excelente muestra de como los países subdesarrollados, intentando ingresar en el mundo superior, permiten que sus dirigentes apliquen un sistema de explotación que no les beneficia y que destruye su medioambiente.

Asimismo, da indicios muy palpables de como Europa, EE.UU ,la ONU, los organismos internacionales y los vendedores de armas, sin olvidar las ONGs son parte de un sistema que se beneficia de la pobreza, de los conflictos armados y de la desigualdad.

Sauper en España invitado por TVE
El documentalista Hubert Sauper nunca pensó que estaba metiéndose “en las patas de los caballos” cuando, de forma casual, vio en Ruanda dos aviones, uno que llevaba maíz genéticamente manipulado al corazón de África y otro preparado para despegar, con destino a Europa, cargado de pescado (Perca del Nilo) del Lago Victoria, enTanzania.

Poco después, Sauper descubriría que uno de los aviones volvía al continente africano lleno de armas (El autor de "La pesadilla de Darwin" no quiso revelar imágenes porque sólo on los silencios de los pilotos rusos frente a la pregunta de que traen a Africa, otorga una deducción determinante).

Un cargamento de comida y otro de muerte, ambos destinados al mismo pueblo, a las misma personas. “Los aviones que traen ayuda y armas son de los mismos países. Así me surgió una yuxtaposición”, criticó Sauper en la presentación de la nueva temporada de “Documenta2” de TVE, que trae a la señal 2 pública ibérica una serie de documetales de gran contenido social y de denuncia internacional. Una programación que deberían copiar muchas televisiones latinoaméricanas.

“Darwin Nightmare”, es un documental que no fue hecho para ser consensuado sino que para generar impacto y crítica en el mundo, e incluso dejar en evidencia que la desigualdad, la pobreza y la guerra forman parte de un círculo vicioso que se mantiene porque genera dinero a diferentes entidades internacionales. Según Sauper la reacción de los “gobiernos involucrados (Tanzania y algunos europeos) y del Banco Mundial fue tardía y sólo cuando la película estuvo en pleno auge de éxito, lo que les molestó mucho”, dijo.

“El gobierno de Tanzania ha ejercido una presión fuertísima contras las fuentes al no poder atacarme ni detenerme. Eso es algo muy cobarde. A algunas fuentes les han cortado la cabeza. Incluso el presidente de Tanzani dijo que “esta película iba contra el país””, mencionó.

Además, Sauper destacó que muchos periodista occidentales han criticado el documental sin verlo y por supuesto, asuzados por holdings poderosos. “Hay una web antisauper, donde dicen para desacreditarme que yo y Bin Laden bebemos juntos cervezas. Es patético”.

Pero al austriaco, muy amigo del chileno Patricio Guzmán, indicó que no le da miedo estas campañas y que “me han hecho una batalla muy sucia pero estoy haciendo otro trabajo”, que no menciono. De seguro será igual de polémico que “La pesadilla de Darwin”, proyecto que tardó año y medio salir a la luz y que recibió ayuda de Holanda, Suecia y Francia.

Sauper recalcó que la película no es sobre el pescado pese a que la introducción de la Perca del Nilo y su industria en Tanzania ha sido tan destructiva que además de devorar a todas las demás especies, ésta no llega a los hogares de la desnutrida población africana. Sólo las espinas y la cabeza de la Perca pueden ser consumidas por los habitantes y Sauper nos muestra imágenes espeluznantes de un mercado de pesc..., perdón, de cabezas de pescado y espinas fritas. “Las ONGs y gobiernos tienden a reaccionar y no actuar. Los gobiernos locales traicionan a su gente brutalmente, en forma industrial, al apoyar a empresas que no dejan ingresos en sus países”.

Además, criticó la credibilidad de agencias de información como la norteamericana CCN y recordó que el arte es fundamental para dar a conocer lo que no se informa en el mundo. “La verdad es que no todos podemos ir al Congo y no basta sólo con ver la CNN y ahí el arte nos ayuda con documentales o con libros o películas” y agregó que “la película debe generar un cambio en el pensamiento de la gente. Que estos se interesen en el problema o simplemente se puede decir a la tv “que se vayan todos a la mierda”.

Hubert Sauper nació en un pueblo de Tirol y actualmente reside en Francia. Ha participado como actor en varios cortos y dos largometrajes. Como guionista y director, el realizador austriaco ha filmado “On the road with Emil”, “So I sleepwald in broad daylight”, “Lamographer´s Moscow” y “Alone with our stories”, un crudo retrato de la violencia de género a través del testimonio de varias mujeres maltratadas.

martes, septiembre 26, 2006

FIFA es acusada de censurar a periodista que investiga corrupción en sus estamentos

La Federación Internacional de Periodistas (IFJ) llamó hoy a las autoridades de la FIFA a terminar con la prohibición "intolerable" impuesta a Andrew Jennings, un periodista muy respetado por exponer la corrupción en el deporte.

La campaña contra el periodista ha implicado la exclusión de ruedas de prensa, cartas amenazantes, y una negativa persistente a responder acusaciones documentadas y graves acusaciones de administración fraudulenta.

"La experiencia de Jennings ilustra la vida difícil que tienen los periodistas investigativos cuando las instituciones poderosas dan la impresión que ellos son responsables de nada y rechazan la crítica," dijo Aidan White, Secretario General de IFJ.

El IFJ dice que FIFA debe vivir de acuerdo a sus principios declarando con franqueza la acusaciones de corrupción y debe cooperar completamente con Jennings y otros periodistas investigativos.

La prohibición en Jennings se impuso por sus informes que alegan soborno, el secreto, y la corrupción dentro de la organización de fútbol internacional. El Presidente de FIFA, Joseph Blatter ha sido acusado de imponer el secreto en cuanto a su salario, las primas, los gajes, y las concesiones de FIFA.

El IFJ dice que el caso de Jennings refleja la hostilidad institucional hacia periodistas que investigan la corrupción en mundo del deporte. Por casi 20 años, los deporte globales han sido golpeados por escándalos sobre tráfico de drogas, el trato comercial y soborno. Jennings, quien es el coautor de Los Señores de los Anillos, también sufrió un ataque mordaz en el Comité Olímpico Internacional y por parte, del Presidente anterior Juan Antonio Samaranch.

"Su cobertura mordaz e independiente ha entregado algunos verdades duras, aunque de mal sabor a algunos. Él contribuye a un debate público importante acerca de la necesidad para la reforma y el cambio," dijo White. Y agregó que "el mundo del deporte debe ser responsable y proscribir el secreto interno. La FIFA puede adelantarse a generar más transparencia terminando esta prohibición y contestando las preguntas legítimas, por difícil que ellos puedan ser."

lunes, septiembre 25, 2006

Amnistía denuncia ola de violencia contra mujeres en Georgia

Decenas de miles de mujeres en Georgia son golpeadas, sometidas a palizas, violadas y en algunos casos incluso asesinadas por sus esposos o compañeros, según un nuevo informe de Amnistía Internacional. "El impacto de la violencia intrafamiliar, que todo lo invade, devasta la vida de las mujeres, su salud, su trabajo y el bienestar de su familia", ha declarado Anna Sunder-Plassmann, investigadora de Amnistía Internacional sobre Georgia.

El informe, titulado Georgia: Thousands suffering in silence. Violence against women in the family, expone la actitud mostrada en el pasado por el gobierno de no proteger a las mujeres frente a nuevos actos de violencia, no tratar adecuadamente las denuncias y no iniciar procesamientos penales. Al mismo tiempo, pide a las autoridades que apliquen de forma urgente y efectiva la legislación promulgada recientemente. "La reciente adopción de legislación sobre la violencia en el ámbito familiar es un importante paso adelante. Las autoridades deben aplicar esta legislación y hacer de la erradicación de la violencia intrafamiliar una prioridad en su política de derechos humanos", ha declarado Anna Sunder-Plassmann.

El informe incluye numerosos testimonios de mujeres que han sobrevivido a la violencia doméstica y que prefieren mantener el anonimato por temor a represalias y al ostracismo social. Sus historias son un catálogo de violaciones de derechos humanos e ilustran el clima de impunidad en el que viven.

Nino se casó cuando tenía 17 años. Su esposo la obligó a abandonar sus estudios en una escuela de música en la que aprendía a tocar el violín. Le prohibió ver a sus amistades, controlaba todos sus movimientos y no le daba dinero. A consecuencia de las palizas, que comenzaron poco después de la boda, Nino tuvo que ser llevada en dos ocasiones al hospital. Nunca llamó a la policía, pues temía que su esposo la golpeara aún más. No podía abandonarlo, porque no tenía donde ir con sus tres hijos y dependía económicamente de él. El suplicio de Nino, que se prolongó 20 años, terminó cuando su esposo la dejó por otra mujer, a la que ahora maltrata. Un porcentaje muy reducido de mujeres busca ayuda y justicia frente a la violencia. Muchas se quedan con sus compañeros porque no tienen donde ir y carecen de independencia económica.

Las denuncias a la policía quedan en ocasiones sin respuesta, y a menudo vienen seguidas de más palizas de sus esposos o compañeros. La policía y el personal médico carecen a menudo de la formación necesaria para identificar, registrar adecuadamente y tratar la violencia en el ámbito familiar. A consecuencia de ello, las víctimas no reciben el apoyo necesario y los autores quedan impunes. La legislación nacional presenta un obstáculo adicional a la lucha contra la impunidad.

Si una mujer sufre lesiones graves, el Estado está obligado a abrir una causa penal. Sin embargo, en el caso de delitos tales como "causar daños menores a la salud con premeditación" y "palizas", el Estado no inicia procesamientos. La víctima tiene que presentar una denuncia ella misma para obtener justicia. Esta legislación sitúa a las víctimas de violencia intrafamiliar en un peligro adicional, ya que los maltratadores suelen presionar a las mujeres para que retiren la denuncia.

"Las mujeres deben tener la oportunidad de presentar denuncias, pero la responsabilidad principal de iniciar procesamientos penales en casos en los que existan pruebas de que se ha cometido un delito debe recaer en el Estado. A la víctima de la violencia en el ámbito familiar debe pedírsele que actúe como testigo", ha manifestado Anna Sunder-Plassmann.

Ante las palizas en su casa, muchas mujeres -que no tienen familia ni amistades que les puedan dar refugio a ella y a sus hijos- no tienen donde ir. Por el momento, hay sólo dos refugios gestionados por organizaciones no gubernamentales (ONG), lo que dista mucho de ser suficiente. "Debe establecerse urgentemente una red de refugios en todo Georgia. Todas las mujeres y sus hijos e hijas deben poder contar con un lugar seguro cuando decidan escapar de una relación violenta", ha manifestado Anna Sunder-Plassman agregó que "a menos que las mujeres tengan opciones constructivas para dejar una relación violenta, existe el peligro de que opten por soluciones extremas como el suicidio o el homicidio de su maltratador."

En mayo de 2006, el Parlamento de Georgia adoptó la primera ley promulgada en el país sobre violencia en el ámbito familiar, una ley redactada tras amplias consultas con ONG. Esta nueva ley introduce en la legislación georgiana una definición de violencia intrafamiliar y proporciona una base legal para tomar medidas de protección y dictar órdenes de alejamiento. También dispone que debe aprobarse, en los cuatro meses siguientes a su publicación, un plan de acción nacional contra la violencia en el ámbito familiar. "Se necesitan una fuerte voluntad política y una acción concertada por parte de las autoridades para aprovechar el impulso creado por la adopción de la ley sobre violencia en el ámbito familiar", ha declarado Anna Sunder-Plassman.

"La violencia intrafamiliar no es inevitable y no debe aceptarse. Depende de las autoridades de Georgia cumplir su obligación internacional de prevenir e investigar todos los actos de violencia contra las mujeres, hacer rendir cuentas de sus actos a los perpetradores y garantizar protección y reparación a las víctimas", concluyó Sunder- Plassman