viernes, agosto 17, 2007

!ALUCINANTE¡. PARA LA FOX EL HURACAN KATRINA FUE CREADO POR LOS ENEMIGOS DE USA

La manipulación que hace la TV es clara.

Pero la manipulación que hacen en yanquilandia para comerle la cabeza a sus estúpidos ciudadanos es una magistral clase de arte.

Normal que sean los mayores consumidores de cómics, de películas fantásticas y tengan la mayor cantidad de asesinos en serie.

Ahora, según una noticia recuperada por la red voltaire, la Fox, cadena de los Simpsons y del magnate Rupert Murdoch, durante los desastres de New Orleans provocados por el Huracán katrina puso en pantalla a un "científico metereólogo", quien acusó a Rusia de vender a los enemigos de la gran potencia una técnica que puede generar desastres naturales y que se ha usado desde los años setenta contra USA.

Es para tirarse al vacío tanta imaginación...

Pero que tanto... hasta es verdad ... No crees tú?

Más información en:

http://www.voltairenet.org/article128865.html

Michael Moore pide revisar los videos del Pentagono

En USA nadie se atreve a cuestionar el ataque del 11-S: Estan ciegos sobre que Bin Laden y su amigo Sadam, fueron los que gestaron el horrible atentado a las torres gemelas...

Luego de demostrarse que Hussein no tenía armas de destrucción como juraba el mono de Bush jr para que le aprobaran invadir Irak, (todos sabíamos que quería el petróleo menos los tontos yanquis y un señor llamado Aznar), ahora Michael Moore pide al gobierno norteamericano los videos del pentágono para revisar que paso realmente el día que el edificio militar fue atacado por un avión "comercial", que desapareció entre las cenizas misteriosamente ese día.

Muchas teorías se especulan del ataque del 11S.

Que un misil destruyó el Pentágono, que unas bombas detonaron en las torres gemelas y ayudaron a los aviones suicidas a votarlas, que Bush y los Bin Laden son socios... que los sionistas judíos ... que Bush quería crear la guerra de los mundos, etcétera...

Todo muy oscuro y transfuga ... Ahora, si el gobierno le dará los videos al gordo de Moore, lo vemos difícil.

Aca vuele a gato encerrado... como en la muerte de Kennedy, de Martin Luther King, y muchos temas más que podríamos nombrar...

Pero en pedir no hay engaño...

Mas información en:

www.voltairenet.org/article150684.html

martes, agosto 14, 2007

Dasso Saldivar: Gabo no hubiera sido escritor sin el periodismo



El periodista colombiano Dasso Saldivar, biógrafo de Gabriel García Márquez, contó aspectos desconocidos del premio Nobel de Literatura. Como la faceta de poeta en su juventud, su relación con Pablo Neruda y Fidel Castro

Madrid

El 2007 es un año especial para el escritor colombiano Gabriel García Márquez. Sin duda, este es el año del "Gaboleo", pues el escritor cumplió ochenta años el pasado 6 de marzo, sesenta de su primer cuento publicado "La tercera resignación", cuarenta de la primera edición de "Cien años de soledad" y veinticinco de la concesión del premio Nobel.

Para conocer mejor a este magnífico artista colombiano y en vista de las fechas tan importantes que se acercan para la literatura latinoamericana, conversamos con su compatriota Dasso Saldívar, quien ha escrito la biografía más íntima del premio Nobel de Literatura: “García Márquez. El viaje a la semilla (1997)”. Un libro, traducido en 10 idiomas, que demoró alrededor de 15 años en ver la luz y que muestra un retrato muy apasionante, en trece capítulos, sobre el autor de “Noticia de un secuestro” (1996).

Saldívar es un periodista y crítico literario muy respetado que ha publicado en diversos periódicos y revistas de América y Europa. Pero su pasión por la escritura de García Márquez es ahora su objetivo primordial, especialmente por que se están celebrando 365 días de fiestas para quien es considerado la última gran pluma de habla hispana.

“Este es un año plagado de eventos en todo el mundo para conmemorar el año de “Gabo”. Por una parte, se esta vendiendo una edición conmemorativa de un millón de ejemplares de "Cien años de soledad" (1967). Asimismo, se acaba de filmar en Cartagena de Indias la película basada en "El amor en los tiempos del cólera", explicó Dasso.

La reedición de la novela, que se vende a un precio popular de 10 euros tiene un epílogo con un índice onomástico y un listado de las distintas acepciones de varias palabras de 'Cien años' según cada país del mundo. A esto se une un prefacio que esta compuesto por una presentación a cargo de Víctor García de la Concha, director de la Real Academia de la Lengua Española, y por tres textos sobre la novela elaborados por Mario Vargas Llosa; el mexicano Carlos Fuentes y el colombiano Álvaro Mutis.

Chile, Neruda y sus influencias

Sin embargo, este festival alrededor de García Márquez más que un reconocimiento personal, es un homenaje a la rica cultura latinoamericana y a sus profundas raíces mestizas. Porque Gabo ha estado siempre en contacto con la tierra americana y sus libros se nutren de ella.

De hecho, tal y como aseguró Saldivar, Chile conforma una fase importante para el escritor, concretamente por dos autores que leyó desde el colegio: Gabriela Mistral y Pablo Neruda. “Sé que a Neruda lo considera uno de los más grandes poetas del siglo XX junto a Pessoa y Kavafis. Es más, Neruda estuvo en la base de su formación literaria, pues García Márquez leyó y escribió muchos poemas desde los doce a los veinte años. Junto a Rubén Darío, el poeta chileno fue siempre uno de sus más grandes y constantes maestros”.

Como no podía ser de otra manera, ambos genios se conocieron y forjaron una fuerte amistad, especialmente después de que Neruda leyese "Cien años de soledad". El ex senador chileno se quedó tan fascinado con esta novela, que llegó a señalar que era la mejor de la lengua después de El Quijote. “Tanto fue la admiración del poeta chileno que por un tiempo compraba la novela del colombiano y se la regalaba a sus amigos. También la escogió como regalo para el Pompidou cuando acudió al Elíseo a presentar sus cartas de nuevo embajador de Chile”, contó.

La faceta juvenil de poeta de García Márquez es muy desconocida en los círculos literarios y por sus lectores. Para Dasso ello se debe a que Gabriel García Márquez empezó muy joven con la poesía y sólo la desarrolló hasta los 20 años. “La poesía de “Gabo” tuvo su cúspide entre los 12 y 13 años. Asimismo, los poemas que escribió son muchos y están repartidos entre los amigos y familiares. La verdad es que él siempre pensó que era ante todo un poeta. Y yo creo que lo es, pese a que luego se pasó a la prosa”.

Aunque, sin objeción, el periodismo para Gabriel García Márquez es su gran amor y el camino que le nutrió de la magia que sorprendió a los críticos. “”Gabo” ha dicho repetidamente que él no hubiera sido el escritor que es, si no hubiera trabajado en el periodismo. La profesión le dio a él no solamente un conocimiento profundo de la realidad colombiana y latinoamericana, sino que le dio los instrumentos, los medios para convertirse en un maestro de la crónica”, comentó Dasso.

Retiro a descansar

La última etapa literaria de García Márquez ha sido muy silenciosa. Es verdad que ya recibió los premios más importantes del mundo y que sus libros son muy difíciles de superar, pero siempre se puede esperar cualquier sorpresa del escritor. “García Márquez le ha dicho a varios amigos que ahora no está escribiendo, sino que está releyendo y parece ser que la necesidad de escribir se le ha desacelerado por el momento. Sin embargo, él no ha dicho que no volverá a escribir”.

Ahora mismo, el genio aracateño ya sabe que ha dado todo lo que tenía que dar, que ha llegado el momento de callar y el receso creativo es una necesidad que se ha impuesto. “Él dice que antes se levantaba en las mañanas y se complicaba si no escribía una página, y ahora no necesita eso para relajarse porque hace otras cosas”, dijo.

Pese a las actividades que se le presentaron este 2007 a Gabo, un amigo suyo puede que no ha estado presente: Fidel Castro. Es conocida la postura de García Márquez en favor de líder cubano en la pugna ideológica que se da entre los intelectuales latinoamericanos. “La actitud de Gabriel García Máquez hacia Fidel Castro yo la veo como un compromiso con la amistad y porque no quiere darle juego a los enemigos de la Revolución Cubana. De hecho, tiene un libro muy importante, inédito, de 500 páginas que se llama “Cuba y el Bloqueo”, que Gabo prometió no publicar hasta la muerte del mandatario”, concluyó.

A 25 años del Premio Nobel de Literatura


El Premio Nobel hizo inmensamente feliz a García Márquez, pero también fue una noticia que no esperaba y que le dejó “knock out”. Dasso Saldivar contó que “Gabo” recibió la noticia de la Academia Sueca un día antes de conocerse la noticia oficial en su casa del barrio Pedregal de la ciudad de México. Se fue a casa de su vecino y amigo de toda la vida, Alvaro Mutis, para compartir con él aquella felicidad desbordante. Cuando Mutis le abrió la puerta y lo vio un poco transfigurado pensó que tal vez su amigo se había peleado con su esposa. "¿Qué pasó?", le preguntó Mutis. "Nada: es que me acaban de dar el Nobel". Entonces, recuerda Mutis, se tomaron unos Whiskys, y como al tercero ya Gabo había logrado dominar el entusiasmo que antes lo dominaba a él. Desde ese momento, no aceptó más premios.

Picasso: El amante incontrolable



Además de ser un genio, a Pablo Picasso le persigue la sombra de haber sido un maltratador con las mujeres que pasaron por su vida. Antonio Olano, amigo personal y biógrafo, defiende la fidelidad del artista en su reeditado libro “Picasso y sus mujeres”. Sin embargo, reconoce que “era un niño tímido y malvado, imposible para convivir con él”.

Madrid

La relación del maestro de la pintura moderna, Pablo Ruiz Picasso, con sus mujeres ha sido retratada como conflictiva y machista. La mayoría de los investigadores de su figura destacan que a lo largo de sus 92 años, el pintor, más que convivir con las féminas, las hizo sufrir y las encerró en su cárcel personal: su mundo.

Este año se cumplen 33 años de la muerte del genial artista y aún se desconoce si estas afirmaciones son reales o sólo un mito creado en torno al creador del Guernika. Pero un hombre logró atravesar la linea infranqueable que el malagueño estableció ante los extraños, y convirtió los secretos y mentiras vertidos sobre el dibujante, en una completa biografía .

El periodista y escritor gallego, Antonio Olano, forjó una estrecha amistad con Picasso durante mas de 25 años, tras conocerlo por intermedio del padre de Miguel Bosé, el torero Luis Miguel Dominguín. “Mi encuentro con el maestro fue en su casa de la Costa Azul. El torero, Dominguín, me había advertido que sus reacciones eran muy raras y que, pese a que se le anunciaba visita, de pronto podía marcharse de viaje, ponerse enfermo o buscar alguna disculpa para no abrir sus puertas. Pese a todo eso, se convirtió en mi mejor amigo”.

De esta manera, se transformó en el único profesional que tuvo acceso a la vida del andaluz, a su círculo más íntimo, más privado, más personal. Lo que le permitió desarrollar dos biografías sobre el artista español: “Picasso Íntimo” (2006) y “Picasso y sus mujeres” (1987); esta última reeditada a finales del 2006 expresamente para celebrar el 125 aniversario del nacimiento del pintor. Ambos libros son considerados los mejores que se hayan escrito sobre el también escultor. “Me demoré 30 años en escribir este libro porque todo se basa en mis experiencias”.

Según Olano, Pablo Picasso, que también era escritor y ceramista, tuvo más de 100 amantes. El profesional conoció bien a sólo 20 de ellas, entre las que se destacan Fernande Olivier, Marie-Thèrése Walter, Geneviève Laporte, Eva Gouel, Dora Maar, Jacqueline Roque, Olga Koklova, Françoise Gilot. “A Pablo Picasso como amante lo describiría como una persona excepcional que jamás maltrató, como se dijo, a sus mujeres. Simplemente era fiel a cada una de sus mujeres mientras que duraban”, contó el dramaturgo en la presentación de su renovada obra en el barrio madrileño de El Retiro.

Un niño en cuerpo de hombre

Picasso era un amante descarnado, como su pintura. Conocía a una mujer, hacía amistad con ella, la convertía en su modelo, que era mas o menos la antesala del amor carnal. “Así entronizaba Picasso a sus mujeres que deseaba tener “para siempre”, un “siempre” que, como todo lo definitivo en él, tenía un límite en tiempo”, comentó Olano.

Ninguna modelo que se presentaba en su estudio se le escapaba porque, en definitiva, quedaba atrapaba en su lienzo. Un elemento que el pintor surrealista sabía manejar y convertir en una obra maestra. “Para descrifrar su activa vida personal, amorosa y creativa es elemental dirigirse a sus lienzos. Estos son la memoria de su vida. Efectivamente, toda la obra de Picasso son sus vivencias. No sería necesario conocer los nombres y apellidos de “las mujeres de Picasso” porque todas están en sus lienzos”, señaló.

Olano toma como referencia a Jaume Sabartes, secretario personal de Picasso, quien aseguró que la mayor parte de sus épocas pictóricas podrían llevar el nombre de una mujer en vez de ser designadas por un término estético o simbólico. “El límite amatorio de Picasso se perdía en el horizonte. Cuando él creía que había llegado ahí todavía le esperaban muchas más aventuras”.

Lo claro e indiscutible es que los fracasos amorosos del pintor se sucedían sin parar. Eso sí, él no se limitaba con una mujer y buscaba consuelo y reconocimiento en los brazos de otra. Volvía a nacer luego de conocer a otra mujer. “Picasso nunca miraba atrás porque era un hombre que vivía para el porvenir, al que ya no le interesaba la obra que acababa de concluir. Lo que era realmente suyo era el lienzo que tenía ante su mirada e iba manchando con sus pinceles. Ni siquiera le importaba ya la mujer que estuviese a su lado porque latían en él los proyectos de nuevos amores”, relató el poeta_periodista nacido en Galicia.

Incluso la madre de Picasso, María, presagiaba los problemas de su hijo con las féminas cuando encaró a su primera nuera, la bailarina rusa Olga Khoklova: “¡Pobre Muchacha! No sabes bien en dónde te vas a meter. Si yo fuera tu amiga te diría que no lo hicieses bajo ningún concepto. No creo que haya una mujer que pueda ser feliz con mi hijo. Es capaz de darse a sí mismo, pero no a otra persona”.

Pero frente a las denuncias de maltratador, Pablo siempre se defendió con el argumento que en su corazón, todas las mujeres han sido igualmente importantes en su vida. “Yo he procurado ser fiel a la mujer que estaba a mi lado, dentro de un orden. Sería injusto si digo que no he amado a las mujeres que me acompañaron. Cuando una persona no es capaz de seguirnos siempre, llenando cada periodo de nuestra vida, es cuando la abandonamos o nos abandona”.

Si bien algunos autores se refieren a la crueldad con que Picasso trataba al sexo femenino, Antonio manifestó que consideró mas que nada infantiles las actitudes de su amigo. Como cuando una vez sacó por una puerta a Dora Maar, amante en ese momento, y por la otra, a Marie Théresè, compañera legal. “Una vez le toqué el tema de su juego con las mujeres y él me contestó: “Ya te lo he dicho una vez. ¡Me gusta hacer cabronadas, que son las travesuras de los que hemos dejado de ser niños! Son nuestras picardías . Además, esos enredos están en las comedias italianas, en Molière, en el teatro del bulevar. Y no te olvides que soy el autor teatral del futuro”.

La película “Surviving Picasso” (1991), con Anthony Hopkins en el papel estelar, puede ser una fuente para corroborrar las actitudes del grabador hispano, sin embargo, al periodista gallego le provoca urticaria. “Él no trataba mal a sus mujeres y quienes dicen eso, mienten. Además, la película donde actúa Anthony Hopkins es una mierda, ese no era Picasso ni nada parecido”.

Destacó, eso sí, que su amigo era un hombre natural, para nada pedante y que de él atraía su tremenda personalidad. “Picasso era un hombre difícil porque si no, no hubiera sido ni hubiera pintado las maravillas que pintó”.

Por su parte, una de sus musas da una opinión personal sobre el español. Francoise Gilot, pintora con quien tuvo dos hijos, relató en su biografía personal que pese a tener setenta años, Picasso se comportaba igual que un adolescente. “Picasso era un viejo que continuaba siendo infantil porque no había madurado el niño que tenía dentro”.

Tal y como evidencia su biografía, parece ser que el machismo español estaba muy presente en el pintor cubista y él no lo escondía. Esa característica tan patente en los latinos era la justificación que presentaba Picasso para explicar su deseo de dominio sobre sus mujeres. “Yo podía exigirle a ellas que estuvieran siempre conmigo, pero difícilmente una mujer conseguiría que yo estuviese encerrado, dedicado íntegramente a ella. El español que jamás me abandonó me hizo comportarme como un machista y recordar un refrán que yo repetía riéndome, pero que a la larga sería un axioma que no se alteraría jamás: “La mujer, la pata quebrada y en casa”.

Pablo Inmortal

En tanto, el talón de Aquiles de Picasso no era algo terrenal porque el se creía inmortal. “Pablo no creía en su muerte, había decidido que todos nos plantásemos en una edad. Hablar de la muerte estaba prohibido en su casa y si se hacía, tocaba madera. Eso le divertía, se había convertido en un juego de niños para él”, explicó Antonio Olano, al mismo tiempo que se negó a dar la suya cuando intentamos saberla. Porque es un secreto celosamente guadada nos confesó su encargado de prensa, Javier Aguirre.

Sin embargo, de nada le sirvieron al pintor sus supersticiones, pues todos los humanos son iguales ante la muerte. “Historia de la maldición” llamó alguien a la de la familia y herederos de Picasso. Y no estaba perdido. La madre de Maia, María Théresè Walter, se suicido a los sesenta y ocho años, ahorcándose en su casa de Jean –les-Pins. Paulo, el primer hijo y el único reconocido legalmente por el pintor, ya que era fruto de sus primer matrimonio, falleció víctima del alcoholismo en 1975. El nieto, Pablo se suicidó ingeriendo lejía(cloro), en 1973, por una fuerte depresión porque además de no ser recibido en casa de su abuelo, no se le abrió la puerta cuando éste había muerto.

Además, una de sus amantes más influyentes, la fotógrafa argentina Dora Maar estuvo encerrada en un manicomio tiempo después de que él la abandonara y se hizo profundamente religiosa. Y su última mujer, Jacqueline Roque, se suicido pegándose un tiro después de la muerte de Picasso, porque decía que la vida sin él no tenía sentido.

Tanta tragedia, sin embargo, derivó en un jugoso emporio económico. Y es que, tras su desaparición, los “picasso de Picasso”, propiedad del pintor y que conservaba su última mujer, Jacqueline, arrojaron el balance de 1.876 cuadros, 7089 dibujos, 5000 dibujos en cuadernos18 grabados, 1355 esculturas y 2880 cerámicas. En total: una riqueza incalculable para esa época y para la actual.

Finalmente, Olano nos adelanta que se realizará con su libro una película en Hollywood. Los derechos fueron vendidos a la productora de Sharon Stone. El gallego pretende que esta vez la meca del cine no “presente un filme tan mierda como el anterior” si no que de vida al verdadero Picasso. Ese pequeño pero creativo hombre que le abrió la puerta de su vida y la de sus mujeres.

Mas información: www.picasso.fr

Juan Carlos Fresnadillo: Me encantaría trabajar con Jodorowsky

El director canario es la nueva figura del cine de terror español y 28 semanas después, su última película ha recibido muy buenas críticas tanto en EE.UU como en Inglaterra. Seguidor ferviente de Hitchcock y Jodorowsky, confesó que el chileno le aplicó su terapia dentro de un taxi en el rodaje de uno de sus cortometrajes.

Madrid

La última película de Juan Carlos Fresnadillo, “28 semanas después” es una montaña rusa que se inicia con mucha fuerza, ayudada también por la melancólica música de la banda Muse, con cámaras al hombro, sangre y rabia, mucha rabia. “Es una película muy sangrienta y violenta. Pero cuando vas a una sala de cine y ves que tus temores más profundos se hacen realidad es como hacer una terapia. Como que se te salen todos tus fantasmas fuera y dejas de asustarte. Quizás lo pasas un poco mal cuando ves la película pero cuando sales del cine hay algo de catarsis en todo esto”, contó Juan Carlos Fresnadillo.

Sin embargo, antes de comenzar a grabar, Fresnadillo se sentía reticente y con un poco de miedo frente al proyecto porque se le venía a la mente esa máxima de “segundas partes nunca fueron buenas”. Pero, al final, aceptó el reto. “Veníamos de una primera parte de éxito absoluto, “28 días después", dirigida por Danny Boyle, cineasta a quien admiro y el cuál es uno de los grandes directores actuales. Así que las primeras sensaciones cuando me lo propusieron fue de un vértigo horroroso. Pensé ‘qué puedo aportar a este universo que no se haya hecho ya en la primera parte’. Afortunadamente, Boyle es un tipo encantador y apasionado, y las condiciones en que se planteó el proyecto, de darme libertad creativa, de poder re-escribir el guión y de poder contar con mi productor español, Enrique López, con quien hice mi primera película, hizo que la aventura fuera mas cómoda de lo que parecía a priori. Eso me hizo tirarme a la piscina y arriesgarme”, confesó el realizador español.

Fresnadillo, llamado “Pesadillo” por sus colaboradores dado su afán perfeccionista, quedó muy satisfecho con su creación y adelantó que habrá una tercera parte. También recalcó que si bien hay momentos de mucha intensidad y de violencia, es una película que tiene cosas muy cercanas al espectador. “Es la historia de una familia que intenta empezar de nuevo en la ciudad de Londres luego de que ha sido devastada por el virus de la rabia. Tiene elementos que te hacen conectar con los personajes. Lo pasas mal, pero hay momentos de relajo”, explicó.

Asimismo, como buen hincha fanático del Real Madrid, Fresnadillo se hizo un regalo en el film y hace un guiño a su club mostrando al hijo del protagonista, Robert Carlyle, con una camiseta merengue. “Nos parecía que era un homenaje importante y hacer una reseña de que somos españoles. Además, soy seguidor del equipo”.

“28 semanas después” tuvo un enorme éxito de taquilla tras haber secundado a “Spiderman 3” en las listas de las películas más vistas en su estreno en Estados Unidos y Gran Bretaña. “Lo que ha pasado en EE.UU es el mejor regalo que me ha pasado. Cuando te planteas hacer una película o una historia, el mayor regalo que te pueden hacer es que la audiencia se conecte con tu película”, comentó.

Hitchcock, su inspirador

El cineasta nacido en Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias) no es un desconocido en el ambiente cinematográfico español. En el año 2002 con su primer film, “Intacto”, ganó el Goya a la mejor dirección novel, y en 1996 fue nominado al Oscar por su corto “Esposados”. “Mi primer corto me posibilitó pasar de estar frente a mi computador a ir a los Oscar, que es un salto enorme. Fue bueno empezar de esa manera porque me enseñó a promocionar mis películas y estar atento a como comunicar mis historias al mundo”.

Además, es un admirador de Alfred Hitchcock. A él debe ese gusano cinematográfico. “Ví “Encadenados” una noche cuando tenía 16 años y me dije: ‘me encantaría contar historias como ésta’. Luego se me formó una obsesión, empecé haciendo fotografía, luego unos documentales y al final monté una productora con un amigo y di un salto grandísimo al ser nominado con mi corto a los Oscar”.

Hace cinco años hizo un corto con Alejandro Jodorowsky y desde esa vez, que compartió una charla con el chileno, quedó absolutamente obnubilado de su pensamiento. “Alejandro es un gurú espiritual para mí. Lo considero un maestro y soy un seguidor absoluto de sus libros y de todo su universo. Y me encantaría volver a repetir con él algo. Solamente hicimos una especie de píldora. Dimos un paseo por París, nos montamos en un taxi y él me hizo una especie de terapia. Por eso, le llamé PsicoTaxi. Y a raíz de ahí nació un poco mi afición y mi pasión hacia él. Soy un seguidor de todo lo que hace. Me encantaría volver a trabajar con él porque me parece un ser fascinante”.

Pese a tener muy buenos directores, el cine español está sufriendo una seria crisis de espectadores y, según las encuestas, la mayoría de los españoles al momento de elegir no quieren ver películas nacionales. Para Fresnadillo, el cine hispano debe crear historias interesantes con argumentos que la gente entienda para poder volver a capturar al público. “Para ello es bueno viajar, hacer películas afuera y también en el país, combinar ambas cosas porque en los viajes te enriqueces y das con buenas historias”.

Gunter Grass: La Waffen SS alistaba a los jóvenes sin que estos pudieran negarse














Con sus memorias autográficas el escritor Günter Grass, ha debido afrontar una serie de críticas políticas. Sin embargo, para el alemán el proceso de ignominia está cerrado y confirma que haber escrito “este libro ha tenido mucha razón”.


Madrid


La noticia explotó como una bomba atómica. Gunter Grass, un escritor de izquierda, había reconocido en su nuevo libro “Pelando la cebolla” que en su juventud había formado parte de las juventudes hitlerianas y que en los últimos meses de la II guerra mundial participó en las Waffen SS, ejército paralelo y responsable de las matanzas más horribles.

“Digamos que yo acabé en las Waffen SS unos pocos meses sin ser culpable de ello. Este recuerdo lo tuve encapsulado durante mucho tiempo y llegó el momento de contarlo con esta obra. La verdad es que yo hablé de mí pasado en las Waffen SS en los años 40 y en esa época a nadie le importaba ese hecho. Yo nunca he ocultado que crecí bajo el nacionalsocialismo”, contó en la presentación de “Pelando la cebolla” en Madrid.

Pero si bien la confesión de Grass en sus memorias sirvió para expiar culpas. “En mi generación siempre teníamos una excusa de cajón, éramos jóvenes y nos sedujeron y en ese punto se acaba el debate. Y la verdad es que yo me deje seducir, yo era un chico despierto y me podría haber hecho preguntas”. Ello no aminoró la magnitud de los ataques en su país, los cuales les sorprendieron al escritor. “Habían entremedio críticas políticas porque al final soy un escritor de izquierdas y en determinada prensa, creían `por fin le hemos pillados y ahora le podemos cerrar la boca”.

Eso sí, el autor de “Años de perro” no sólo recibió críticas. José Saramago le apoyó e incluso Mario Vargas llosa, con quien estaba peleado y se reconcilió en el Café Central de Madrid, reconoció su intención. “También hubo historiadores que me apoyaron y que recordaron que durante en el 34 las Waffen SS alistaban a jóvenes sin poder decir estos que no”.

Cebolla autobiográfica

Más allá de la polémica a Gunter Grass le tentaba desde hace tiempo escribir un libro sobre su juventud hasta los 30 años, edad en que escribió el “Tambor de Hojalata”. Era el momento adecuado, según el artista, ya que a su edad había adquirido esa capacidad para recordar el pasado con mayor nitidez que el presente. “Mi edad me posibilitó pelar la cebolla, sacar piel tras piel y así recuperar mi memorias”.

Sin embargo, el alemán desconfiaba de lo autobiográfico e intentó cuestionar el modelo narrativo. “La memoria tiende a embellecer los recuerdos, a quitarle lo negativo y al momento de contar algo de ellos tendemos y a falsear la historia para que todo encaje. Por eso intenté que todas las cosas que cuento en el libro vayan acompañadas de las dudas”.

Grass teminó de “pelar la cebolla” en Madrid, alejado de malas noticias y pasando un momento placentero en compañía de su mujer, quien es su lectora número uno y correctora personal. En la capital española trabajó los manuscritos y al mismo tiempo dibujó las sanguinas de las cebollas para la portada del libro. “Disfruté mucho, porque estaba lejos de Alemania, nadie me reconocía y en el bar me dejaban fumar”, recordó.

Su madre, inspiración creativa

Un tren viaja de Colonia a Hamburgo. Un joven Grass, recién llegado de su cautiverio en un campo norteamericano de prisioneros, hace preguntas. “Mi madre me contó que a mi hermana, los soldados soviéticos la violaron en muchas ocasiones. Ella tenía 14 años y mi madre se ponía por delante de mi hermana y le decía a los soviéticos “No, no, no, ella no. Yo”. Y evidentemente, ella no quería hablar de eso”.

La madre de Gunter Grass es parte elemental de su nueva obra. Él la designa como la persona que más lo marcó. “Yo la tenía a ella. Ella me escuchaba. No me escuchaba ni mi padre ni mi hermana. Yo tengo un complejo de Edipo, lo cuido, porque me hace creativo. No permito que nadie me trate ese complejo de Edipo”.

En tanto, el efecto del libro ha sido terapeútico en los alemanes, especialmente para los que vivieron la II guerra y la reconstrucción del país teutón. “Este tuvo un fuerte efecto en mis lectores. Una reacción que me alegró mucho. Recibí muchas cartas de personas mayores y también de gente muy joven. Los mayores me decían muchas gracias por este libro, porque era la primera la vez habían sido capaces de hablar con sus nietos e hijos de sus experiencias en la guerra. Y los jóvenes, me comentaban lo mismo. Esto me confirma que fue un libro escritor con razón”.

Ratzinger, su amigo de celda

Definitivamente, el capítulo del libro más interesante es la historia que cuenta Gunter Grass sobre ese compañero, Joseph, que conoce en la prisión y que apunta al cardenal Ratzinger. “Yo lanzo una suposición. Cuando soy prisionero de guerra, conozco a un compañero llamado Joseph (del apellido me olvidé) que me quería volver de una forma fanática a la religión ya que yo había perdido la fe. En esa época, yo quería se artista, él ascender a la jerarquía eclesiástica”.

Un dato polémico que su hermana no le creyó. “Ella me dice que no me cree y que me lo inventé. Mi madre me creía las mentiras pero mi hermana nunca me las creyó”, concluyó.