lunes, junio 09, 2008

Night Shyamalan: Si cuidaramos la naturaleza, nos iría mejor


El director indio, Night Shyamalan, regresa al celuloide con el trhiller gore ‘The Happening’ (El incidente), una ficción moderna de serie B que presenta con gran crudeza la rebelión de la naturaleza contra el hombre.

MADRID

El mundo se ha vuelto loco y la naturaleza amenaza la supervivencia del hombre. Los científicos no dan con una lógica que explique los miles de suicidios masivos que afectan a la costa Este de EE.UU. ¿Terrorismo? ¿Ataque bacteriológico?¿Fin del mundo?

Muchas son las interrogantes que se plantean los personajes en la nueva película del indio Night Shyamalan, ‘The Happening’, una aventura apocalíptica que intenta dar un mensaje al mundo sobre la imposibilidad de explicar todo lo que ocurre a nuestro alrededor.

“Siempre hay mil teorías sobre lo inexplicable. Por ejemplo, el artículo sobre la desaparición de las abejas. Unos decían que era la polución y otros le achacaban la culpa a los teléfonos celulares. Y hasta ahora nadie sabe por qué desaparecen las abejas”, comentó en la presentación del filme en Madrid.

El terror de ‘The Happening’ se inicia en los parques de Nueva York, sin embargo, el supuesto ‘virus autodestructivo’ se expande a todos los pueblos aledaños. En Filadelfia, el profesor de ciencias Elliot Moore (Mark Wahlberg) huye en tren hacia el interior de Pennsylvania junto a su mujer Alma (Zooey Deschanel) y su compañero de trabajo Julián (John Leguizamo), que va acompañado por su hija Jess (Ashlyn Sanchez). Junto con otros pasajeros desorientados intentan refugiarse lejos de la vorágine de muerte que invade el resto del país. Pero la naturaleza está en todos lados y se convertirá en su peor enemigo.

En el fondo, ‘The Happening’ muestra una renovada faceta en el cine del hindú, siempre ligado a los cambios inesperados y las sorpresas de último momento. Ahora Shyamalan se decanta por una historia más lineal y realista. “Es sólo una historia de una familia que aprende a quererse, que comienza a conocerse y que trata de sobrevivir. Para mí, las ideas del argumento son siempre catalíticos para que los personajes conversen sobre la fe, sobre el amor, la vida humana y se revelen espiritual y emocionalmente”.

El director hindú, que llegó a ser llamado el maestro del suspenso después de filmar ‘El Sexto Sentido’, reveló que la cinta no tiene ningún mensaje determinado pese a que muestra la paranoia de los norteamericanos frente a lo inexplicable.

“Yo quería hacer la mejor película de serie B de todos los tiempos y por eso, contraté a la mejor gente para lograr este objetivo… Lo que teníamos claro todos en el equipo es que nos dedicamos a hacer entretenimiento y para eso nos pagan. El cine no está para mandar mensajes todo el tiempo. Yo intenté que durante toda la película nos riéramos del concepto de la película y de que pudiera pasar eso en la naturaleza. Quizás el mensaje sea que es demasiado tarde para mejorar algunas cosas”, explicó.

Es posible que el octavo filme (el más comercial creativamente) del realizador sea fruto de la baja taquilla y las malas críticas que recibió tras ‘La aldea’, película que transcurre en una aldea detenida en el siglo XIX en medio del bosque, y ‘La Joven del Agua’, una adaptación de un cuento de hadas que el propio Shyamalan escribió para sus hijos.

El también guionista defendió las dos películas en cuestión alegando que sólo hace las cosas si cree en ellas, sin preguntarse cómo irá la taquilla y la crítica.
“En primer lugar siempre estas bajo presión en la taquilla… Pero yo sólo trabajo en lo que creo y para mí las últimas dos películas que hice fueron preciosas. Lo de las cifras es bastante complicado. A nivel práctico, sí es importante pero ‘The Village’ costó 77 millones de dólares y en taquilla recaudó 270. Fue la tercera película más taquillera ese año después de Spiderman y Shrek”, detalló.

Asimismo, reconoció que ha estado pensando en el último tiempo sobre el fracaso de ‘La joven del agua’. “He llegado a la conclusión de que cuando alguien está abusando de ti debes devolver el golpe. Aunque creas que vas a perder la pelea, debes responder de alguna manera. Y esa es la filosofía que estoy aplicando ahora”.

Cultura indígena norteamericana

Manoj Nelliattu Shyamalan podría pasar fácilmente como un actor de Bollywood y a sus 38 años mantiene viva esa jovialidad que caracteriza a sus compatriotas. Sin ínfulas de divo se atreve a contar una anécdota personal para explicar por qué tomó el tema de la naturaleza en su última película.
“Mi segundo nombre es Night, que significa noche, y surge de los indígenas americanos, que tienen una cultura de adoración a la naturaleza. Todas las cosas buenas del ser humano los indígenas las asocian a la naturaleza. Si eres rápido eres una ‘Nube en el cielo’, por ejemplo. Es una cosa que siempre me ha parecido muy primitiva, muy correcta y cómo deberían ser las cosas. Deberíamos aplicar esa filosofía y tendríamos un mundo mejor”, concluyó.