martes, junio 27, 2006

Salvador Allende es homenajeado en España

Al cumplirse 98 años del nacimiento del Salvador Allende, la Casa de América de Madrid presentó ayer el libro “Cuando septiembre se llama Allende”, que recuerda a la figura del ex presidente a través del testimonios de 15 personalidades europeas.

A continuación el texto de José Saramago:

“Treinta años han pasado sobre el execrable crimen perpetrado por los militares chilenos por lo militares contra su propio país, treinta años han pasado sobre el día en que la misma bandera que , izada por las manos de un civil, había iluminado las esperanzas e ilusiones de la mejor parte del pueblo chileno, se transformó, blandida por las manos de la más cínica traición y de la crueldad más demente, en la negra sombra bajo la cual, entre aplausos de cómplices y el silencio de los cobardes, se cometieron atrocidades que constituyen otro terrible capítulo de esa obra interminable que es el manual de la perfecta ferocidad humana. Porque esto se hacía, una vez más, en nombre de la patria, esa identidad bicéfala que con una boca nos sonríe y con la otra tantas veces, nos muerde y nos escupe en la cara.

Sin embargo, la patria del torturado no será, nunca lo es, la misma que la del torturador, y un pueblo que evite reconocerse y reencontrarse en la generación de los torturados y asesinados que el mismo, biológicamente, trajo al mundo puede ser que habite en los mismos lugares, pero no pertenece a la misma patria. En Chile, así lo escribió el dramaturgo Juan Radrigán, “los muertos no están muertos y los vivos no están vivos”. Esto quiere decir, si comprendo tan impresionantes palabras, que el presidente Salvador Allende y los millares de ciudadanos chilenos asesinados por la dictadura cumplen, aún hoy, la sublime obligación de no estar muertos, pero también quiere decir que los chilenos vivos (¿cuántos? ¿quiénes?) no están cumpliendo el más elemental deber de quien está vivo: conservar y revivificar en la acción la memoria de quienes perdieron la vida porque creían en la única patria que nos debe merecer respeto. La de la honra y de la dignidad”.


Adémás, un poema de Benedetti sobre el político más importante de la historia de Chile:

"ALLENDE"

Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que congregar todos los odios
y además los aviones y los tanques,
para batir al hombre de la paz
tuvieron que bombardearlo hacerlo llama,
porque el hombre de la paz era una fortaleza
Para matar al hombre de la paz
tuvieron que desatar la guerra turbia,
para vencer al hombre de la paz
y acallar su voz modesta y taladrante
tuvieron que empujar el terror hasta el abismo
y matar mas para seguir matando,
para batir al hombre de la paz
tuvieron que asesinarlo muchas veces
porque el hombre de la paz era una fortaleza,
Para matar al hombre de la paz
tuvieron que imaginar que era una tropa,
una armada, una hueste, una brigada,
tuvieron que creer que era otro ejercito,
pero el hombre de la paz era tan solo un pueblo
y tenía en sus manos un fusil y un mandato
y eran necesarios mas tanques mas rencores
mas bombas mas aviones mas oprobios
porque el hombre de la paz era una fortaleza
Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que afiliarse siempre a la muerte
matar y matar mas para seguir matando
y condenarse a la blindada soledad,
para matar al hombre que era un pueblo
tuvieron que quedarse sin el pueblo.

lunes, junio 26, 2006

Españolas viven amenazadas por los violentos


El número de mujeres asesinadas en España, pese a la entrada en vigor de la ley Orgánica de medidas de Protección Integral ante la Violencia de Género (hace un año), ha registrado las peores cifras desde 1999: a 31 de mayo de 2006, 32 mujeres han muerto a manos de sus parejas o ex parejas.

Además, Amnistía Internacional ha detectado al menos 24 obstáculos con los que se encuentran las mujeres víctimas de violencia de género para defender sus derechos. Obstáculos que reflejan: la falta de medidas eficaces para la detección precoz de la violencia de género en el ámbito sanitario, las dificultades de acceso a recursos de calidad del conjunto de las víctimas, la ausencia de formación obligatoria para el conjunto de los profesionales que están en contacto con las víctimas de violencia, y el escaso impacto de los juzgados especializados en la eliminación de los obstáculos que se encontraban las mujeres con anterioridad a la Ley.

A pesar de la llamada "liberación femenina", todavía hay hombres que consideran a esposa e hijos como objetos de su propiedad. Por eso se creen con el derecho a descargar sobre ellos su frustración o malhumor maltratándolos a su antojo. Como los hijos imitan a padres, se da con frecuencia que quienes en la niñez fueron testigos de abusos físicos entre sus padres, repiten la misma conducta cuando llegan al estado adulto. Aprendieron que los problemas y conflictos se afrontan con la fuerza bruta. Ese aprendizaje negativo se arraiga tanto que muchas veces pasa de generación en generación.

Si a esto se añade la "glorificación" de la violencia en los medios de comunicación, podemos entender el por qué muchos seres humanos recurren a la violencia, a veces con una frialdad que asusta más que el mismo acto violento. Hay muchos recursos a su disposición.

La experiencia enseña que muchos de los abusadores familiares parecen "mosquitas muertas"; pasan por personas educadas y suaves, pero en el fondo son individuos celosos con una pobre imagen de sí mismos y que viven en un mundo irreal. Si a esas personas les da por tomarse unos tragos de más, cosa frecuente, la explosión violenta será mucho mayor.

Denuncia a los maltratadores...