lunes, junio 19, 2006

"ETA ha dado un paso muy serio en busca de la paz"


El presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, se ha convertido en un referente para los políticos españoles que buscan el fin del terrorismo en España. Asimismo, el dirigente irlandés es considerado por el gobierno hispano como unos de los interlocutores esenciales para hacer que finalmente ETA entregue las armas. El político irlandés, presidente del Sinn Féin, nos contó que el diálogo es la fórmula ideal para avanzar en el proceso vasco y que son los ciudadanos quienes deben decidir sobre su futuro.

Entrevista
España esta a punto de arder políticamente. El gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el Partido Popular no se ponen de acuerdo en cómo hacer frente al proceso de paz en el Pais Vasco. La situación se ha agravado porque el líder del PP, Mariano Rajoy, ha roto toda comunicación con el gobierno por su su gestión del alto el fuego de ETA y por permitir una reunión entre los socialistas vascos y la ilegalizada Batasuna (brazo político de ETA). Sin embargo, los analistas aseguran que la paz no se podrá alcanzar porque la derecha no aceptará nunca que los socialistas le arrebaten la histórica instantánea del término de ETA, el grupo terrorista más sanguinario de la democracia española.

Con este panorama, ha aparecido Gerry Adams, el dirigente del Sinn Fein, ala política del IRA (Ejército Republicano Irlandés), quien estuvo en Madrid por estos días por invitacion del Nuevo Foro Económico. Adams es considerado por muchos como un ejemplo que puede ayudar a llegar a un acuerdo con la banda terrorista vasca, especialmente, por su trabajo pacificador en el territorio norirlandés. En su visita a la capital española el dirigente republicano además de pedir el inicio de las conversaciones de paz, tuvo reuniones con el Partido Socialista de España (PSOE) y sus socios de Esukadi. A diferencia de lo que se esperaba, Adamas no se reunió con Zapatero, a quien le ha hecho llegar “memorándum”, transmitiéndole sus opiniones.

¿Cómo está la situación política en Irlanda del Norte en estos momentos?
- En Irlanda se esta haciendo el esfuerzo para poner en pie un gobierno para el 24 de Noviembre. Los unionistas de Ian Paisley no estan dispuestos a adquirir ese compromiso pero Sinn Fein, no obstante, esta dispuesto a abordar ese reto y a hacer todo lo posible para que todo el mundo pueda formar parte de estos acuerdos. Hemos sido muy críticos con el gobierno irlandés y hemos dicho que no debía rendirse o intentar complacer a los unionistas. Pese a todo esto se han producido avances, muy prometedores, especialmente el abandono de las armas del IRA, en Julio pasado.Yo estoy convencido de que llegaremos a un fin positivo de este proceso. Con respecto al proceso de paz en Irlanda del Norte, las cosas están mucho mejor ahora que a igual fecha del año pasado o de hace cinco o diez o veinte años atrás. Pero sigue siendo un proceso que no ha llegado todavia a su destino final y todavía esta plagado de dificultades.

-¿Se puede aplicar una receta irlandesa para este proceso vasco?
-No creo que haya una receta irlandesa. Eso sí, se debe llegar a una resolución que se elabore en España. Y no hay dos situaciones iguales que tengan descenlaces iguales, pero siempre hay ingredientes que pueden ser comunes como una cuestión de inclusión, de derecho de defensa, de derechos políticos, de diálogos, de que no haya conclusiones predeterminadas sino que se ponga todo sobre la mesa. Se trata de asumir riesgo y de poner calendarios que permitan el avance de una forma mensurable. Eso ha funcionado en nuestro caso. Los españoles deben tomar esos ingredientes y cocinarlos a su gusto.

Las víctimas del terrorismo

-En España, la Asociación de víctimas del Terrorismo (AVT) se opone a la negociación con ETA, ¿cómo se resolvió el caso de las víctimas de en Irlanda?
- Las víctimas son los que más sufren en un conflicto. Pero no todas ellas responden de la misma forma ni las familias de las víctimas tampoco. La última vez que estuve en España me reuní con un periodista que fue herido en un atentado de ETA y él hablaba a favor del proceso de paz y del diálogo. Otras familias han respondido de una forma muy negativa porque están traumatizadas por lo que les ha ocurrido. Pero lo que no hay que hacer es aprovechar el sufrimiento de las víctimas para sus propios fines políticos. Y tampoco debemos permitir que haya una jerarquía de víctimas, todos los que resultaron heridos en el conflicto deben ser tratados de forma igual, vengan de donde vengan.

¿Cuál podría ser el papel del gobierno español en esta primera fase del proceso de paz?
-Yo creo que el presidente Zapatero ha tenido mucho valor y yo creo que ha estado muy comprometido con el proceso. Evidentemente, él busca que el papel del gobierno sea importante. Pero, desde luego, yo aplaudo su decisión de solicitar el permiso para entablar conversaciones al Parlamento. Eso demuestra su valor y que el principal requisito de este proceso es el diálogo. Yo creo que todos los temores pueden superarse y estoy seguro que hay líderes en España que son capaces de estar a la altura de este gran proceso.

-¿Qué le hace pensar que ETA va a dejar las armas definitivamente?
-Cuando visité el año pasado España y el País Vasco me sentí muy optimista porque en el ambiente positivo se respiraba una posibilidad real de llegar a una solución. Yo creo que los partidos nacionalistas y Batasuna impulsaron bastante este proceso. También soy amigo del sacerdote Alec Reid (que fue mediador en el proceso irlandés), y él ha visitado el País Vasco muy frecuentemente, y yo hablo con él diariamente y puedo decir que todos mis interlocutores me aseguraron que ETA ha dado un paso muy serio en busca de la paz.

“La jerarquía de la iglesia católica no apoyó la paz en Irlanda”


-Si le piden ayuda, ¿usted participaría en las negociaciones?
-Lo único que nosotros podemos hacer es prestar nuestro apoyo y nada más. Y si nos piden nuestra intervención y apoyo haremos lo que esté en nuestras manos. Pero esto es una cuestión que deben resolver los españoles y los vascos. Nosotros apoyamos el proceso y haremos cualquier cosa para ayudar.


-Como en todo proceso de paz es posible que algunos combatientes etarras queden al margen del proceso de paz y se conviertan en grupos delictivos. ¿Cómo se desarrolló la experiencia irlandesa en relación con este tema?
-Sólo puedo hablar de el proceso Irlandés. Algunos combatientes han entrado en Sinn Fein, otros han vuelto a la universidad y otros han recuperado su vida normal. No hay muchas oportunidades de futuro para los ex combatientes y lo mismo se puede decir de cualquier combatiente. Yo creo que si hay un proceso de solución de conflicto hace falta tiempo para concretarlo y para que funcione. Y además, debe incluir un proceso de cicatrización, de curación y tiene que haber un proceso de reconciliación importante. Ahí los medios desempeñan un papel elemental para educar, para informar a la gente en cuanto a buscar la paz y no escarbar en la guerra. Esa es la forma de avanzar y consolidar la paz.

-¿Cuál fue la participación de la Iglesia Católica en el proceso irlandés?
-En nuestro proceso, la jerarquía católica no desempeño ningún papel importante. Incluso esta se negó, en ciertas ocasiones, a reunirse con los líderes del Sinn Fein. Sin embargo, el padre Wilson y Reid, ambos sacerdotes católicos, adoptaron una posición diferente; la del trabajo del evangelio que planteaba que la palabra de Dios es la palabra de la paz y que la Iglesia debería establecer un ejemplo para todo el mundo. Así, que año tras año, el sacerdote Reid viajó diplomáticamente pero con gran determinación y logró que la gente se sentara en misa para hablar del problema. Y esto duró veinte años. Él fue una figura fundamental en todo este proceso. Luego viajó al País Vasco a hacer una labor similar porque la gente vasca se lo pidió.

1 comentario:

Anónimo dijo...

debe haber paz en euskadi y en españa.