viernes, diciembre 21, 2007

Holman Morris: “Uribe no tiene voluntad para llegar a un acuerdo humanitario con las FARC”


Holman Morris, periodista colombiano, está amenazado de muerte por criticar al Presidente Uribe, por defender la libertad de prensa y por denunciar a los poderes corruptos. Ahora, convertido en un protegido de Reporteros Sin Fronteras, cuenta como es trabajar en el país más peligroso del mundo.

Madrid

En el último tiempo, muchos periodistas están siendo perseguidos y asesinados por defender la libertad de expresión o proteger el secreto de las fuentes de información.

Por ello, y con ocasión del XVIII Día Internacional de Apoyo a los Periodistas Encarcelados (17 noviembre), la sección española de Reporteros Sin Fronteras (RSF) organizó la conferencia internacional “Libertad de prensa y secreto de las fuentes en las dos orillas, Europa y América” en la Casa de América de Madrid.

En la mesa redonda se encontraba el periodista colombiano Holman Moriss, crítico del gobierno de Álvaro Uribe, que se vio forzado a salir de su tierra junto a su familia, el 14 de octubre de 2007, por las reiteradas amenazas de muerte en su contra por parte de Paramilitares.

“Yo no soy crítico de Álvaro Uribe. Yo soy crítico de todos los poderes. Porqué como cualquier periodista decente en el mundo debe ser crítico del gobierno y en mi caso, soy crítico del poder paramilitar, crítico del poder de las guerrillas, crítico del poder del narcotráfico y de los políticos corruptos”, señaló.

En Colombia, en tres décadas se han asesinado a 70 periodistas y eso ha hecho que la nación caribeña tenga el triste record del país más peligroso para ejercer la labor del periodismo. Dejando atrás a otros países violentos para la profesión como México, Cuba, Guatemala o Rusia y Turquía, en Europa.
“Veo con suma preocupación la situación de los profesionales en mi país y lo peor es que es el propio Presidente de la República es quien no señala, nos ataca y nos deslegitima y en muchos casos, crea mantos de dudas sobre nosotros diciendo que apoyamos a la guerrilla”, explicó Moriss sobre la actituda del gobierno.

Para Holman Moriss, si bien es cierto que ha disminuido el número de periodista asesinados durante el Gobierno de Uribe , no así lo ha hecho el número de periodistas amenazados. “Nosotros creemos que este baja no es porque hay más democracia o tolerancia sino porque nos hemos autocensurado... Si hay muchos asesinatos de periodistas hay mucha censura. Los periodistas han dejado de contar muchas cosas que ven, que escuchan, que estudian y piensan”.

Según las cifras del último estudio revelado por la revista Semana, del observatorio de Medios de comunicación de la Universidad de La Sabana de Bogotá, el 88 % de los 200 periodistas entrevistados afirmaron que la libertad de prensa está amenazada y que los obstáculos para ejercer su profesión a cabalidad no sólo está en el terreno sino en la salas de redacción. “En Bogotá se empieza a encender una luz de alarma. Por ejemplo, el caso de Daniel Coronell, director del programa independiente Noticias Uno y columnista de la revista SEMANA, descubre de donde vienen las amenazas que le hacen del tipo ‘sabemos donde estudia su hija o cuide a su hija’. Y averigua que estas vienen de un computador que pertenece a un ex congresista e íntimo amigo de Alvaro Uribe, Carlos Nader”, desveló el comunicador.

Con gran estupor, Moriss informó que tras desatarse el escándalo, el presidente no hizo ninguna censura. “Uribe dijo ‘Carlos Nader es un tipo simpático. Es el padrino de mis hijos, paso la navidad el año pasado en mi finca’”, y agregó un dato : Nader estuvo detenido en los años 80 en EE.UU por narcotráfico (10 kilos) y hay escuchas de su persona con Pablo Escobar.

Caso de Holman Morris

“Soy un periodista independiente que me he abierto paso sin la sombrilla de los grandes medios de comunicación y por eso, recibí en mayo del 2005 coronas fúnebres anunciando mi muerte, en la puerta de mi casa por tener ética al momento de informar”, contó Moriss.

Todos los problemas del director del programa 'Contravía' -patrocinado por la Unión Europea y varias organizaciones sociales- comenzaron por cubrir un enfrentamiento entre la guerrilla y el ejército. Al otro día, el Presidente Uribe denuncia por radio a las 8 am, diciendo que un programa había hecho una alianza con las FARC para grabar atentados.

“El único patrimonio que tiene el periodista es su nombre y su credibilidad. Es lo único que intentamos mantener toda la vida y el señor Uribe intentó tumbarla en 40 minutos de radio diciendo que yo apoyaba a la guerrilla. Desde ese momento mi vida se ha convertido en amenazas. Pedí una rectificación y la administración me dijo que la habían hecho en su página web a las 9 de la noche y que duró sólo 12 horas en la red”, aseguró.

La conducta del mandatario se repite mucho y se ha convertido en una política de estigmatización contra los periodistas, los defensores de los derechos humanos, lo líderes sociales y a todos aquellos critiquen cualquier actividad corrupta de Uribe.

“El Presidente Uribe acusa a todos sus criticos de tener vínculos contra la guerrilla y cuando una acusación de estas se produce, todos los colombianos sabemos que efectos tiene. Lo peor es la muerte, el mal menor es tener que exiliarse”, sentenció mientras acusó que los dos grandes medios de comunicación colombianos de estar en manos del ministro de Defensa, Juan Manuel Santos y el vicepresidente de Gobierno, Francisco Santos.

Espionaje telefónico

En marzo del 2007 el departamento de Defensa colombiano se adelantó a las informaciones periodísticas que iban a dar cuenta de que más de 200 líneas telefónicas habían sido interceptadas de manera ilegal por funcionarios del gobierno.

¿Quienes eran los interceptados? Delegaciones diplomáticas, comités internacionales de la Cruz Roja, líderes sindicales y de derechos humanos, de la oposición y periodistas.

Holman Morris, que es hoy en día una de las nuevas voces del periodismo de la televisión en Iberoamérica y que fue galardonado recientemente con el premio de TV de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, creada por el Premio Nobel también colombiano Gabriel García Márquez, declaró que “el gobierno pidió la baja a 14 oficiales de la policía nacional pero nosotros queremos otras respuestas: ¿quién ordenó esta operación?. ¿qué se hizo con todo el material grabado? Aún no se sabe el nombre exacto de las personas interceptadas ni los fines”.

Es más, uno de los interceptados era Morris, quien lo supo por medio de un amigo que trabajaba en su empresa de telefonía. “Lo que nos preocupa a los periodistas ‘pinchados’ es que uno le debe respeto a sus fuentes y uno las respeta. Y hay una fuentes que creen en los periodistas. Mi pregunta es: ¿será que una de esas intercepciones ilegales puso en peligro de vida a una de nuestras fuentes o cuantas vidas se pusieron en peligro? o pero aún: que una de ellas haya tenido un atentado fatal. Si lo supiéramos en el día de mañana sería terrible y muy grave”, meditó.

Buscando la verdad

A Colombia le afecta el drama humanitario más grande del mundo. Casi no hay libertad de expresión y tiene el record en asesinatos de sindicalistas. En medio de este panorama, Moriss se ganó un montón de enemigos por tratar de hacer un programa independiente de análisis de 30 minutos sobre los 3 millones de desplazados producto del conflicto armado. “Para buscar soluciones, la mejor forma de combatir la barbarie es denunciarla, y eso hago. Recorrí el país y quise mostrar otra realidad a los colombianos y que las víctimas se expresen”, explicó.

Agregó el también premio Human Rights Watch, que le fue entregado el pasado 1 de diciembre en la ciudad de Nueva York ante 900 personas, activistas e intelectuales de los EE.UU, que “frente a la corrupción del gobierno la mejor posición del periodismo de cara a la ciudadania es hacer periodismo, dar conocer los atentados a los derechos humanos y verdad”.

En el 2006, Holman fue nominado a mejor periodista del año por Reporteros Sin Fronteras y obtuvo el premio a la libertad de expresión de Canadá. Siempre ha buscado dar la voz a las víctimas de los violadores de DD.HH en Colombia, y a pesar de las constantes amenazas sigue empeñado en su periodismo de denuncia.

“Yo soy partidario del acuerdo humanitario pero Álvaro Uribe nunca ha tenido la voluntad para lograr un acuerdo humanitario. Creo que todo su empeño ha estado dirigido más al rescate por la fuerza militar que por la política. Siempre cuando se va a lograr un acuerdo algo pasa por parte del Gobierno”.

Finalmente, en su opinión, las FARC no tienen otra alternativa que liberar a los secuestrados “porque no hay derecho lo que están sufriendos estas personas”, concluyó.

3 comentarios:

Ricardo dijo...

Holman ojala estes juerto. terrorista desgraciado. pudrete y novuelvas.

samuel dijo...

tranquilo holman , la ingnorancia y el odio los ara arder en llamas en la otra dimension desconocida para aquellos llenos de furia, que pesar de esa gente y este ricardo, quien sabe como tendra de vuelta mierda su vida que no tiene nada mas que atacar a un peiodista ejemplar jaja ricardo ya no van a ser mas ustedes los paraguaygos ajjajaja ahora algo nuevo llega al mundo y el pais.

samuel dijo...

tranquilo holman , la ingnorancia y el odio los ara arder en llamas en la otra dimension desconocida para aquellos llenos de furia, que pesar de esa gente y este ricardo, quien sabe como tendra de vuelta mierda su vida que no tiene nada mas que atacar a un peiodista ejemplar jaja ricardo ya no van a ser mas ustedes los paraguaygos ajjajaja ahora algo nuevo llega al mundo y el pais.