martes, agosto 14, 2007

Juan Carlos Fresnadillo: Me encantaría trabajar con Jodorowsky

El director canario es la nueva figura del cine de terror español y 28 semanas después, su última película ha recibido muy buenas críticas tanto en EE.UU como en Inglaterra. Seguidor ferviente de Hitchcock y Jodorowsky, confesó que el chileno le aplicó su terapia dentro de un taxi en el rodaje de uno de sus cortometrajes.

Madrid

La última película de Juan Carlos Fresnadillo, “28 semanas después” es una montaña rusa que se inicia con mucha fuerza, ayudada también por la melancólica música de la banda Muse, con cámaras al hombro, sangre y rabia, mucha rabia. “Es una película muy sangrienta y violenta. Pero cuando vas a una sala de cine y ves que tus temores más profundos se hacen realidad es como hacer una terapia. Como que se te salen todos tus fantasmas fuera y dejas de asustarte. Quizás lo pasas un poco mal cuando ves la película pero cuando sales del cine hay algo de catarsis en todo esto”, contó Juan Carlos Fresnadillo.

Sin embargo, antes de comenzar a grabar, Fresnadillo se sentía reticente y con un poco de miedo frente al proyecto porque se le venía a la mente esa máxima de “segundas partes nunca fueron buenas”. Pero, al final, aceptó el reto. “Veníamos de una primera parte de éxito absoluto, “28 días después", dirigida por Danny Boyle, cineasta a quien admiro y el cuál es uno de los grandes directores actuales. Así que las primeras sensaciones cuando me lo propusieron fue de un vértigo horroroso. Pensé ‘qué puedo aportar a este universo que no se haya hecho ya en la primera parte’. Afortunadamente, Boyle es un tipo encantador y apasionado, y las condiciones en que se planteó el proyecto, de darme libertad creativa, de poder re-escribir el guión y de poder contar con mi productor español, Enrique López, con quien hice mi primera película, hizo que la aventura fuera mas cómoda de lo que parecía a priori. Eso me hizo tirarme a la piscina y arriesgarme”, confesó el realizador español.

Fresnadillo, llamado “Pesadillo” por sus colaboradores dado su afán perfeccionista, quedó muy satisfecho con su creación y adelantó que habrá una tercera parte. También recalcó que si bien hay momentos de mucha intensidad y de violencia, es una película que tiene cosas muy cercanas al espectador. “Es la historia de una familia que intenta empezar de nuevo en la ciudad de Londres luego de que ha sido devastada por el virus de la rabia. Tiene elementos que te hacen conectar con los personajes. Lo pasas mal, pero hay momentos de relajo”, explicó.

Asimismo, como buen hincha fanático del Real Madrid, Fresnadillo se hizo un regalo en el film y hace un guiño a su club mostrando al hijo del protagonista, Robert Carlyle, con una camiseta merengue. “Nos parecía que era un homenaje importante y hacer una reseña de que somos españoles. Además, soy seguidor del equipo”.

“28 semanas después” tuvo un enorme éxito de taquilla tras haber secundado a “Spiderman 3” en las listas de las películas más vistas en su estreno en Estados Unidos y Gran Bretaña. “Lo que ha pasado en EE.UU es el mejor regalo que me ha pasado. Cuando te planteas hacer una película o una historia, el mayor regalo que te pueden hacer es que la audiencia se conecte con tu película”, comentó.

Hitchcock, su inspirador

El cineasta nacido en Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias) no es un desconocido en el ambiente cinematográfico español. En el año 2002 con su primer film, “Intacto”, ganó el Goya a la mejor dirección novel, y en 1996 fue nominado al Oscar por su corto “Esposados”. “Mi primer corto me posibilitó pasar de estar frente a mi computador a ir a los Oscar, que es un salto enorme. Fue bueno empezar de esa manera porque me enseñó a promocionar mis películas y estar atento a como comunicar mis historias al mundo”.

Además, es un admirador de Alfred Hitchcock. A él debe ese gusano cinematográfico. “Ví “Encadenados” una noche cuando tenía 16 años y me dije: ‘me encantaría contar historias como ésta’. Luego se me formó una obsesión, empecé haciendo fotografía, luego unos documentales y al final monté una productora con un amigo y di un salto grandísimo al ser nominado con mi corto a los Oscar”.

Hace cinco años hizo un corto con Alejandro Jodorowsky y desde esa vez, que compartió una charla con el chileno, quedó absolutamente obnubilado de su pensamiento. “Alejandro es un gurú espiritual para mí. Lo considero un maestro y soy un seguidor absoluto de sus libros y de todo su universo. Y me encantaría volver a repetir con él algo. Solamente hicimos una especie de píldora. Dimos un paseo por París, nos montamos en un taxi y él me hizo una especie de terapia. Por eso, le llamé PsicoTaxi. Y a raíz de ahí nació un poco mi afición y mi pasión hacia él. Soy un seguidor de todo lo que hace. Me encantaría volver a trabajar con él porque me parece un ser fascinante”.

Pese a tener muy buenos directores, el cine español está sufriendo una seria crisis de espectadores y, según las encuestas, la mayoría de los españoles al momento de elegir no quieren ver películas nacionales. Para Fresnadillo, el cine hispano debe crear historias interesantes con argumentos que la gente entienda para poder volver a capturar al público. “Para ello es bueno viajar, hacer películas afuera y también en el país, combinar ambas cosas porque en los viajes te enriqueces y das con buenas historias”.

No hay comentarios: