miércoles, agosto 06, 2008

Reporteros sin Fronteras da algunos consejos a los periodistas que cubrirán los JJOO PEKÍN 2008

A menos de dos semanas de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín, la cuestión de los derechos humanos nunca ha estado de tanta actualidad en China. La política de "todo seguridad" y la represión emprendida por las autoridades contra militantes de los derechos humanos son temas tan importantes como las propias pruebas deportivas.

Las autoridades niegan esa represión mientras que ya han encarcelado a una decena de militantes chinos, por expresar un punto de vista crítico sobre la organización de los JJOO de Pekín. Es primordial que durante la competición no se olvide la suerte que corren estos "presos olímpicos", y especialmente Hu Jia.

Reporteros sin Fronteras invita a los miles de periodistas extranjeros que van a acudir a Pekín, y al resto de China, para cubrir los Juegos Olímpicos, a interesarse por la libertad de expresión. Aunque no se trata de una tarea fácil.

En enero de 2007 las autoridades pusieron en vigor nuevas reglas para la prensa internacional, que garantizan una normal libertad de movimientos y de entrevistar. Pero se trata de unos derechos violados en múltiples ocasiones, sobre todo en Tibet y Sichuan.

Reporteros sin Fronteras dirige a los periodistas extranjeros algunos consejos prácticos que pueden ayudarles a cubrir la situación de los derechos humanos en China.

1. Equipar el ordenador con programas que permitan eludir los firewalls y garantizar la protección de sus comunicaciones. Antes de salir para China se recomienda instalar Tor (www.torproject.org/index.html.en), Psiphon (http://psiphon.civisec.org/) o Proxify (https://proxify.com/). Hay que instalar la versión internacional de Skype y no la disponible en China, que no es segura. También se recomienda cifrar los emails con PGP : http://www.pgpi.org. Para más información consultar la Guía de los bloggers y ciberdisidentes de Reporteros sin Fronteras : http://www.rsf.org/article.php3?id_article=26182

2. Proteger el ordenador de los virus troyanos e instalar códigos de acceso. No dejar accesibles en la habitación del hotel los equipos y contactos profesionales.

3. Organizar las llamadas telefónicas y los envíos de emails teniendo en cuenta que no existe ninguna garantía de confidencialidad. Utilizar varias tarjetas SIM, sobre todo para contactar con las personas "sensibles".

4. Conseguir, antes de salir, contactos de militantes de los derechos humanos, familias de presos de opinión y abogados chinos. Reporteros sin Fronteras tiene a disposición de los periodistas listas de personas susceptibles de responder a las preguntas de la prensa extranjera.

5. No utilizar los servicios de las empresas chinas que ofrecen traductores o guías. Se trata de compañías relacionadas con las autoridades y sus empleados podrían impedirles investigar temas sensibles, o poner en peligro las fuentes informativas. Es preferible trabajar con traductores o periodistas chinos independientes, o con periodistas extranjeros que hablen chino.

6. Cuando se vaya a hacer reportajes hay que llevar la traducción en chino de las regulaciones en vigor para los periodistas extranjeros, el contacto de su embajada, fotocopias de sus documentos de identidad y acreditaciones, y los números del BOCOG y el Ministerio de Asuntos Exteriores.

7. Consultar las fuentes informativas independientes sobre China en chino: BBC en chino (http://news.bbc.co.uk/chinese), RFA en chino (www.rfa.org/mandarin) o Boxun (www.boxun.com).8. Informar a su embajada, al Club de Corresponsales Extranjeros en China (www.fccchina.org) y a Reporteros sin Fronteras, y también al BOCOG y al COI, de cualquier impedimento a su libertad de movimientos y de entrevistar. En caso de conflicto con las autoridades utilizar los servicios de la línea caliente jurídica creada por el abogado chino Li Baiguang (139 108 02 896 u olympic@lawyer.com).

9. Leer la Guía para los periodistas extranjeros elaborada por el Club de Corresponsales Extranjeros en China (documento adjunto).

fuente: RSF

No hay comentarios: