martes, febrero 03, 2009

Rodrigo Bazaes: ‘La buena vida’ es una película incómoda para el Chile de hoy”




El co-guionista de ‘La buena vida’, la ganadora de los Goya 2009 por mejor película extranjera hispanoamericana, reemplazó al director Andrés Wood en la ceremonia en Madrid y recibió el premio con enorme emoción. Bazaes llamó a los chilenos a ir a los cines a verla porque habla “del Chile de hoy, ese que crece en forma desigual.

(Foto: Andrea Chignoli/Rodrigo Bazaes)
Madrid

Casi dos décadas se cumplían sin recibir premios Goya, el galardón mas importante que entrega la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España. La anterior película chilena que ganó un premio Goya había sido ‘La frontera’ dirigida por Ricardo Larraín en 1991.

Sin embargo, el cineasta chileno Andrés Wood logró, por fin, romper el maleficio al obtener el premio Goya por su filme "La buena vida", que estaba nominada a Mejor Película Extranjera. Rodrigo Bazaes, co-guionista y director de arte y Andrea Chignoli, montajista, fueron los encargados de recibir el galardón.

El director Andrés Wood, como explicó Bazaes ante los asistentes, no había asistido a la ceremonia en el Palacio de Congresos de Madrid ya que “había sido requerido por su familia por las vacaciones”. Se encontraba veraneando en las playas de Arica... “Gracias por premiar nuestros pequeños dramas que son los dramas de todas las grandes ciudades también”, comentó Bazaes.

La verdad es que en el equipo chileno no se tenían mucha fe en ganar el Goya, pese a que el filme ya se había alzado en noviembre pasado con el Colón de Oro, máximo galardón del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva. “No nos imaginábamos ganar este premio. Estábamos muy nerviosos porque era cerrar un proceso. Al recibir el premio dije “por fin ganamos” y fue una emoción tremenda ya que ha sido un año difícil para el cine chileno, de público que nos ha castigado mucho yendo a ver películas de Hollywood y cuesta crearse un espacio ante las películas norteamericanas”, señaló Bazaes.

"La buena vida" relata tres historias paralelas, en que se conjuga la vida de una psicóloga que tiene problemas con su hija y su ex marido, un músico recién llegado de Berlín con frustraciones laborales y un estilista que debe conseguir dinero para mantener la sepultura de su padre y que con 40 años aún vive con su madre. "La buena vida", protagonizada por Aline Kuppenheim, Manuela Martelli, Eduardo Paxeco, Roberto Farias y Manuela Oyarzún, surgió de una idea que le presentó el dramaturgo al cineasta nacional sobre un proyecto de documental sobre la clientela de una peluquería.

“Yo trabajé en Machuca como director artístico y de ahí surgió la amistad con Andrés y la necesidad de hacer un proyecto en conjunto. Yo tenía un material de historias mínimas rescatadas al interior de un salón de peluquería y esas historias nos permitían hacer un panorama del Chile de hoy , de la vida contemporánea en el Santiago de hoy”, contó el chileno en Madrid.

Asimismo, el guionista señaló que ‘La buena vida’ es un cine que nos muestra como sociedad y donde “podemos vernos como país. Queríamos rescatar el alma del ciudadano corriente y hablar un poco del contexto en el cual el ciudadano se mueve en el Chile de hoy. A ratos con una sensación de progreso muy rápido con un modelo que parece muy exitoso económicamente pero también, sin embargo, acusamos la falta de oportunidades, la imposibilidad de realizar ciertos sueños, la sociedad al interior de la desafección, el exceso de trabajo o donde mueren niños y no nos enteramos. Es una radiografía que intenta reflejar un estado global”, explicó Bazaes.

El equipo de Wood reconoció en Madrid que ‘La buena vida’ fue un proyecto muy largo, que costó mucho llegar a realizar. “Es una película muy incómoda dentro de nuestro contexto desde muchos puntos de vista. Por que habla un poco de nuestro modelo económico y cómo esta prosperando desde un punto de vista pero de otro no. Hay muchas claves de nuestra idiosincrasia en ‘La buena vida’. Cómo nos hacemos cargo de nuestro pasado, de nuestra memoria. Es el resultado de una reflexión larga de cómo hemos crecidos como chilenos y estos dramas son universales y así es como puede entrar en otros países también. A mí me gustaría que se viera más esta película. Ahora queremos que se inserte de nuevo en el público local”.

Andrés Wood en Arica, donde se encuentra de vacaciones, ya había criticado al público chileno por no ir a ver su película. El realizador estimaba en alrededor de 100 mil personas las que podían pasarse por las salas de cine. Sin embargo, las cifras no llegaron a las 30 mil.
“Yo veo un cine chileno con mucha diversidad, con autores y creadores muy diversos y eso es muy bueno ya que produce crecimiento y patrimonio artístico. Veo un buen futuro al cine chileno... Yo creo que seguiremos juntos con Andrés y queremos mirar hacia atrás, hacia los años sesenta y setenta. Queremos acercarnos a donde hay conflicto”, concluyó Bazaes

La producción chilena se impuso en las votaciones de los miembros de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España, superando así a la colombiana "Perro come perro", de Carlos Moreno, "Lake Tahoe", del mexicano Fernando Eimbcke y "Acné" del uruguayo Federico Veiroj.

Web:

www.labuenavidapelicula.cl

No hay comentarios: