viernes, mayo 08, 2009

Ignacio Agüero: “En la red de apoyo al Mercurio está incluido el gobierno y los sectores ‘progresistas’”

El documental 'El Diario de Agustín' del chileno Ignacio Agüero, se presentó en el Festival DocumentaMadrid 09, y compite dentro de la categoría de Reportaje. Su historia sobre los montajes de los periódicos de los Edwards recibió muy buenas críticas en la capital española y a la vez sorprendió ya que no se comprende que el holding siga impune en democracia.

PRENSA EUROLATINA/IC

El documental 'El Diario de Agustín', ha sido todo un éxito en Chile con más de 20.000 personas que han pagado una entrada para verla.

O mejor dicho ha sido una panacea, una liberación para miles ciudadanos chilenos frente a la arrogancia del periódico más conservador del país y unos de los causantes del golpe militar de 1973, quien nunca ha temido a la justicia ni le ha importado reconocer su participación en la consolidación del sistema represivo y las matanzas que trajo la dictadura de Pinochet.

“A pesar de que la película documental es un éxito en Chile, no creo que se haya convertido en tema de debate entre la gente de la calle, y categóricamente no se ha convertido en tema de debate en los medios. Sí en círculos menores, familiares, universitarios”, recalcó el cineasta Ignacio Agüero (52 años) a Prensa EuroLatina, quien ha sido unos de los primeros intelectuales, que durante la dictadura, denunció con cámara en mano las violaciones a los DD.HH y mostró como se trabajaba en las poblaciones periféricas del país andino.

El Diario de Agustín’ deja al descubierto a través de documentos, entrevistas a testigos y protagonistas, se van destruyendo tres montajes urdidos por el ultraderechista decano de la prensa chilena ‘El Mercurio’, en poder de empresario Agustín Edwards (colaborador de la CIA), durante la dictadura militar chilena de Augusto Pinochet, destinados a encubrir brutales violaciones de los derechos humanos.

El realizador conversó vía email con Prensa Eurolatina/IC

-¿Por qué y cómo nació este documental?
-Nació a propósito del Informe sobre Prisión Política y Tortura (conocido como informe Valech), un informe realizado por personas connotadas para la Presidencia de la República. En este informe se consigna la forma y magnitud de la Tortura y la Prisión Política durante la dictadura y hay ahí un capítulo especial destinado a la prensa en que describe su responsabilidad en las violaciones a los derechos humanos. Conocer este informe fue el punto de partida para empezar a gestar la película.
-Además, ya teníamos en la memoria los titulares de diarios de la empresa El Mercurio que fueron de una crueldad enorme ante los familiares de detenidos desaparecidos y que evidenciaban su complicidad directa con operaciones de la DINA, la policía secreta de Pinochet que asesinó a miles de personas.
-La verdad, es que a 30 años del golpe militar en Chile prácticamente todos los partidos e instituciones, incluidas las Fuerzas Armadas, acusaron algún grado de responsabilidad ante la violenta represión de estado que se realizó bajo Pinochet. Pero la prensa no reconoció nunca ninguna responsabilidad, especialmente los diarios de El Mercurio y Agustín Edwards, que fueron los más directamente responsables.


-¿ Por qué ahora, después de casi 30 años, se intenta hacer un juicio público a El Mercurio? ¿Se debe a que los periodistas empiezan a perder el miedo?
-Claro, uno se pregunta porqué no se hizo antes, porqué a nadie se le había ocurrido. El informe Valech apareció a fines del año 2004, que fue cuando empezamos a gestar la película. Pero ya había muchos que habían enfocado a la prensa como cómplice de crímenes de la dictadura, especialmente sitios webs que guardan la memoria de la represión. También Agustín Edwards había sido denunciado ante el Colegio de Periodistas, sin resultado. Pero nunca se había hecho algo tan directamente focalizado en El Mercurio y en Agustín Edwards, su dueño.

-¿Cree que los montajes (Parque Ohiggins, dPlaya Los Molles, etcétera) pueden determinar una sanción jurídica más fuerte contra El Mercurio y sus dueños?
-No hay ningún proceso en curso relativo a la relación de El Mercurio con estos casos. Sí hay muchos procesos en curso, aún no cerrados, en contra de la DINA y de agentes que cometieron los crímenes, y hay muchos detenidos y procesados. Podría haber sanción jurídica pero para eso tendría que haber demandas judiciales en contra de El Mercurio, y no las hay. Alguien tendría que hacerlas. Respecto del caso Parque O´Higgins, tal como se cuenta en la película, las víctimas sí demandaron a Agustín Edwards y el juez les dio la razón y Agustín Edwards fue declarado reo por el delito de difamación. Edwards se las arregló para no ir a la cárcel pero estuvo seis meses con declaración de arraigo, sin poder salir del país a no ser que lo autorizara el juez.

-¿Qué grado de responsabilidad tienen los gobiernos de La Concertación en cuanto a que El Mercurio no haya sido enjuiciado moralmente y legalmente (aparece Ricardo Lagos tomándose fotos con Edwards en el festejo del centenario) y se le beneficia con una mayor cantidad de dinero público en publicidad?. Además, los gobiernos de la Concertación no tuvieron la misma condescendencia con medios independientes a los cuales dejó morir sin darle publicidad estatal.
-Yo creo que la Concertación tiene mucha responsabilidad en dejarle la cancha libre y sin competencia a El Mercurio, al mismo tiempo que hizo todo lo posible por hundir a los medios independientes. ¿Qué explicación tiene esto? Ante los ojos de cualquiera se hace evidente una complicidad con El Mercurio. ¿pero qué exactamente ocurrió ahí? Este es un gran tema para una investigación periodística aún no realizada.

-¿Existe alguna forma de aminorar el poder de El Mercurio? Se lo comento ya que los domingos es el periódico más vendido y donde aparecen todas las ofertas de trabajo.
-El poder de El Mercurio está asociado a la red de apoyos que tiene en todos los estamentos de la sociedad, incluido el gobierno y los sectores "progresistas", una red de complicidades mutuas con el fin de mantener el actual estado de cosas, convenientes para todos quienes participan de esa red. Por lo que la posibilidad de un medio independiente tiene que provenir de una fuerte voluntad política de sectores independientes a esa red que den garantías de independencia y por lo mismo de amplitud. Esto es algo que hoy no se vislumbra.

-¿Cree que ha mejorado el periodismo en Chile o sigue el miedo a perder el trabajo y a no investigar?
-No creo que el periodismo haya mejorado para nada en un sistema en el cual casi no existe la prensa independiente. La investigación periodística hoy se da dentro de la academia en algunas universidades, como la Universidad de Chile. La investigación realizada por los periodistas de nuestra película será prontamente publicada por editorial LOM. Y hay otros excelentes periodistas dedicados al investigación dentro de esta Universidad.

-Termina el documental con el secuestro del hijo de Edwards a manos del FPMR. ¿Cree que él está arrepentido de todas las acciones que realizó para justificar las violaciones a los DD.HH?
No tengo cómo saber si Agustín Edwards está o no arrepentido. Pero cuando la periodista de Televisión Nacional de Chile, Cecilia Serrano, lo entrevista, ahí Edwards tuvo la oportunidad de expresar cuánto le importaba la situación de las madres que aún no encuentran a sus hijos secuestrados por la DINA. Y lo que dejó ver es que no le importa nada.

-El Mercurio se negó a hacer una crítica periodística de su documental, lo que provocó la renuncia de un crítico a quien prohibieron comentarlo. ¿Considera que esto fue un error de El Mercurio que ayudó a dar mayor impacto mediático a su filme?
No fue un error en cuanto a que ayudó a dar mayor impacto mediático a nuestra película, pues si no aparece nada en El Mercurio el impacto mediático se reduce casi a la nada, que es lo que pretenden respecto de El Diario de Agustín. El error consiste en que dejar hablar sobre la película en sus páginas los haría más nobles. ¿pero qué interés pueden tener en ser más nobles si ya tienen todo el poder y ejercen la mayor influencia?

-¿Ha conseguido el objetivo que buscaba rodando este documental?
Sí, hemos logrado el objetivo implícito: hacer pensar sobre el poder y la democracia en Chile.

No hay comentarios: