jueves, junio 04, 2009

Diana Krall: “Ahora no hay nadie como John Coltrane”

La cantante canadiense presentó su duodécimo disco Quiet Nights en Madrid, un cd que tiene a la música brasileña como punto de referencia. En la capital española Krall señaló que quiere grabar un disco de niños y también cantando sólo con piano . Además, aseguró que Brasil es espectacular en todos los sentidos. “Nos es timidez y coquetería. No es 'Peel me a grape' cosas de niñas pequeñas. Mi sensación es que este álbum muy femenino, como si estuvieras tumbada en la cama junto a tu amado susurrándole esto al oído”, señaló.

PRENSA EUROLATINA/IC

El enfoque brasileño del nuevo disco de Diana Krall, 'Quiet Nights' ha sido de forma natural y trae gran parte del espíritu musical de Brasil. “La inspiración para hacer este disco me vino cuando viajé el año pasado a Brasil a grabar un DVD por mi concierto ahí. Luego no he dejado de volver y darme cuenta de que donde quiera que vayas, sigues oyendo los sonidos de Jobim y de la Bossanova”.

El disco si bien tiene jazz suave con temas como Where Or When, o You're My Thrill, o suena a clásicos del pop con Walk On By o How Can You Mend A Broken Heart?, el bossanova está presente con dos versiones de Antonio Carlos Jobim: The Boy From Ipanema y Quiet Nights (Corcovado).

El bossanova (nueva tendencia) fue un estilo musical basado en ritmos de samba tradicionales del país, que nació en los cafés al aire libre en Río de Janeiro a comienzos de los sesenta. Antonio Jobim y Joao Gilberto son los dos pioneros de esta música.

“Siempre escuchaba bossanova. Era parte de mis estudio en norteamérica. especialmente porque el bossanova esta influenciado por el jazz y la música popular. Este estilo siempre me ha inspirado”, señaló Krall en Madrid para promocionar su nuevo disco y sus próximas fechas de conciertos en España: Barcelona (Auditori del Forum) el 8 de octubre, en Bilbao (Palacio Euskalduna) el 12 de octubre y en Madrid (Palacio de Congresos) el 13 de octubre .

La cantante quedó alucinada con Brasil y por la sensibilidad con que la recibieron cuando empezó a grabar Quiet Nights. “Todas las generaciones conocen las letras y ritmos de sus autores, es increible. Eso no pasa en otros países. Es una música que llevan en la sangre. Me llevé de Brasil el amor y la apertura que tiene su música. Además, que me hayan entregado su amor es muy emocionante. Este es un disco que yo quiero mucho”.

Krall, a sus 43 años, declaró que su nuevo disco es conceptual y dentro de este hay mucha felicidad y melancolía.”Tratar de explicar y analizar mi grabaciones me parece ridículo ya que actúo espontáneamente. Voy creando paso a paso. De la primera a la segunda y así sale el disco. También se lo llevo a mi marido, Elvis Costello, y lo escucha pero trabajamos de manera independiente. Sacar un disco es como pintar un cuadro...”.

Nacida en Nanaimo, Canadá, en el seno de una familia musical- su padre es un pianista que toca en el estilo stride y un concienzudo coleccionista de discos-, Krall se crió absorbiendo música que luego la guió en su futuro crecimiento. “Cuando niña escuchaba los disco de mi padre, tenía una gran colección y eso influyó mucho en mi música.Y o me crié en una casa donde se cantaban en famila, en la iglesia”, dijo Krall.

Asistió a Breklee School of Music a comienzos de los ochenta, y luego se trasladó a Los Angeles, donde prosiguió sus estudios con el bajista Ray Brown y John Clayton, el percusionista Jeff Hamilton y el pianista Jimmy Rowles, quien convenció a la joven pianista a que se concretara en el canto. En 1990, Krall se tras se tralada a Nueva York y empeiza a actuar con un trío. En 1993 publica su disco de presentación en un pequeño sello canadiense independiente. En 1999 explota su carrera con When I Look in Yours Eyes que obtiene el Grammy al mejor disco vocal jazz y en 2002, el mismo disco termina siendo número 1 en ventas en USA y obtiene cinco discos de platino en Canadá.

'Quiet Nights' esta grabado junto al equipo que ya trabajó en The Look of Love y con su fiel trío de los últimos años (Anthony Wilson a la guitarra, John Clayton al contrabajo y Jeff Hamilton a la batería), el percusionista brasileño Paulinho Da Viola y una Big Band.

Para Diana Krall, una de sus influencias más importantes son Nat King Cole, quien siempre esta incorporado en su música. “Yo salgo a tocar no a vender un disco. Siempre salgo con una chaqueta negra en honor a él. También escucho a John Coltrane, a Bob Dylan. Siempre me gustó el concepto de Frank Sinatra y siempre vuelvo a él. También, escuché a Peggy Lee pero era más fanática de Billy Holliday. Eso sí, me gustaría ser Peggy Lee en el cine pero creo que estoy muy vieja”, aclaró con risas.

De las nuevas cantantes, a Krall le gusta Amy Winehouse. “Lo que hace es muy bueno. A mí me gustan las cantantes que aportan algo nuevo como Diane Leaves o Carol Mcgrave. Sin embargo, la verdad es que creo que la música antigua y buena suena siempre moderna una y otra vez. Por ejemplo, Eric Clapton, Charlie Parker, Frank Sinatra, John Coltrane. Siempre les digo a los alumnas de canto que no busquen modelos en mujeres sino en el arte y en todos los generos y estilos. Aunque no puedo decir que ahora hay músicos tan buenos que Coltrane”.

Diana Krall está casada con el también músico Elvis Costello y según comentó “es una locura mi casa. Conversamos mucho con él y su conocimiento musical es increíble. Quiero hacer un disco para niños con Elvis y me interesa hacer un disco también donde yo sólo cante con un piano. No se lo digas a mi banda, vale”, respondió con malicia.

Una de la canciones de Quiet Nights, I've grown accustomed to his face es una carta de amor a su marido el músico Elvis Costello, quien asegura que le inspira para sus creaciones.

FAMILIA OBAMA

El pasado 25 de febrero Diana Krall actuó para el presidente Barack Obama y su mujer Michelle, como parte de Second Library en el homenaje del Congeso Gershwin Prize a Stevie Wonder. “Cantar junto a Stevie Wonder ante Barack Obama y su mujer fue un honor. Fue excelente e increíble. Me acuerdo que estaba en Sao Paulo cuando fue elegido presidente y me pude a bailar y a saltar en un bar. Fue un momento emocinante”.

Barack Obama es una persona a la cual te dan ganas de abrazarlo no como el anterior. Como canadiense no puedo votar pero que es muy bueno para todos que él haya llegado a la presidencia del país mas poderoso del mundo. Para mi fortuna, en junio tocaré de nuevo ante Barack Obama”.

No hay comentarios: