miércoles, julio 29, 2009

Michael Mann: "ENEMIGOS PÚBLICOS explora el comportamiento de hombres en plena crisis existencial"
















Michael Mann dirige a uno de los mejores actores contemporáneos (Johnny Depp las entregas Piratas del Caribe, Sweeney Todd: el barbero diabólico de la calle Fleet) enENEMIGOS PÚBLICOS, la historia del famoso gángster John Dillinger.

En la película, el director y el actor unen sus fuerzas para aproximarse al hombre cuyas hazañas delictivas cautivaron la imaginación de una nación asediada por los problemas económicos y más que dispuesta a poner en un pedestal a una figura mítica que atracaba los bancos que la habían dejado sin nada, se reía de las autoridades que no habían sabido solucionar los problemas del pueblo, y que dio lugar a la primera guerra contra la delincuencia llevada a cabo a nivel nacional.

El gángster y su banda se hicieron famosos por sus brillantes atracos y sus imposibles fugas. El comportamiento deslumbrante y el carisma del legendario fuera de la ley John Dillinger no sólo conquistaron el corazón de una mujer, sino a todo un país.

A continuación la conferencia de prensa del cineasta Michael Mann en Madrid para promocionar el filme que se estrena en España el 14 de agosto.


"Decidí hacer ENEMIGOS PÚBLICOS cuando descubrí el misterio que Dillinger representaba. ¿Cómo puede alguien inteligente, el mejor atracador de bancos de Estados Unidos, carecer de sentido del futuro? No se le ocurre robar 500.000 dólares e irse a Brasil. Butch Cassidy y Sundance Kid lo hicieron en 1906. Pero él vive el momento. Se sumerge en un intenso “ahora” y punto, como si el momento durara eternamente".

"La desventaja de rodar en digital es que algunas cámaras son enormes, como si uno llevara una nevera al hombro. La ventaja es que da una sensación de inmediatez. Usamos, entre otras, una cámara muy pequeña, tan pequeña que pude salir del atraco del banco de Sioux Falls con la banda de gánsteres y rodar el caos en directo".

"Usar cámaras digitales me permite llevar al público al momento mismo de la acción, no es un mero espectador. Además, tomé una decisión desde el principio: no explico quién es Dillinger. La película no empieza con Dillinger a los tres años enterrando a su madre. Nos metemos en la historia de golpe, y por eso era necesario usar alta definición. La conexión con lo que ocurre en la pantalla es mucho más verosímil. De hecho hicimos pruebas antes del rodaje. Cuando vi el resultado en 35 mm, pensé: “Esto es una película de época”. Pero cuando vi el resultado en alta definición, pensé: “Estoy en 1933”".

"No me apasionan las películas de gánsteres, me gusta el cine de Alejandro González Iñárritu, de Wong Kar Wai. Nunca veo películas de época si puedo evitarlo, pero me gusta Scarface/El terror del hampa, con Paul Muni. Yo creo que ENEMIGOS PÚBLICOS explora el comportamiento de hombres en plena crisis existencial. No me parece una película de género. Me interesa saber lo que piensa Dillinger y comunicárselo al público. ¿Qué piensa mientras está sentado en el cine Biograph, sin saber que ahí fuera le esperan treinta personas para matarle? Él ve y escucha a Clark Gable en la pantalla. Casi se establece un diálogo entre los dos. ¿Qué es la vida? “Muere tal como has vivido, de golpe. Cualquier otra vida no tiene sentido”. Me interesa lo fundamental".

"Políticamente no me gusta Edgar J. Hoover, pero sería un error no querer entender que fue tremendamente innovador, que empleó técnicas que nadie había usado antes, como las escucha
s, el teléfono, el avión, incluso los medios de comunicación. Imitó a Scotland Yard, pero debemos tener en cuenta que Inglaterra cabe dentro del estado de Illinois. En aquella época, alguien que robaba un banco en Wisconsin estaba a salvo si cruzaba la frontera del estado y entraba en Illinois. Fue el primero en pensar en una fuerza unificada a nivel nacional. El primero en usar el método de la triangulación. Es decir, tienen el abrigo de una sospechosa. Ese abrigo se vende en 160 tiendas en todo Estados Unidos. Manda a sus agentes con una foto de la mujer a las 160 tiendas preguntando si había comprado el abrigo allí. Me pareció muy interesante mostrar eso en ENEMIGOS PÚBLICOS; también los fallos del método, porque estaban todavía en la primera fase".

"J. Edgar Hoover tuvo una idea revolucionaria al contratar a personas muy diferentes, abogados, contables, en vez de policías, investigadores alemanes. Al principio cometen graves errores y Hoover hace lo que cualquier otra organización burocrática, recurre a métodos brutales, incluso a la tortura, obligando a miembros de una familia a entregar a otros miembros de esa familia. Entonces a Purvis se le ocurrió contratar a auténticos pistoleros del suroeste. Hombres de la misma calaña que Dillinger. Por eso Winstead hace lo que hace al final; entiende a Dillinger aunque estén en lados opuestos. Me fascinaron los sistemas, las ideas contradictorias, opuestas. Sólo puedo decir que no les obligaron a ser como eran, ellos decidieron ser así".

"No intento que el público simpatice con los malos, no se trata de eso. Me gusta contar historias sobre personajes que viven un conflicto en el que se sienten amenazados por dentro y por fuera. Creo que el drama es el conflicto, sobre todo cuando los personajes son consciente
s de lo que pasa. En esos momentos pueden escoger un camino trágico. Pero hay algo más. Cuando fui a la cárcel de Folsom en 1978 y 1979 con Dustin Hoffman, y cuando rodé Hombre libre/Jericho Mile, también en Folsom, descubrí que todo lo que nos contaban las películas era mentira. No hay diferencia entre los que están dentro y fuera. Todos somos hijos de alguien, tenemos hermanos, somos padres. El cine hace de los personajes seres bidimensionales, no me interesan. Siempre intento meterme en la persona".

"Sé que Dillinger era atractivo. Talcomo lo describían los periodistas de entonces era como una estrella del rock and roll. Cuando dio la rueda de prensa en Crown Point, después de que le llevaran desde Tucson de vuelta a Indiana, el periodista del Chicago Daily News le ponía por las nubes. Era el regreso del hijo pródigo. Le comparaban a una estrella de cine. Dillinger lo sabía y se aprovechaba de eso. Sabía que cuanto mejor cayese a la gente, menos probabilidades había de que le delataran. Y la gente prefería a Dillinger, se mofaba de la policía. Sabía hacerse querer y promocionarse. Por ejemplo, si durante un atraco mantenían a una mujer como rehén y un miembro de la banda decía un taco, no lo permitía: “No hables mal delante de la señora”. Sabía que cuando la mujer saliese, los periodistas le harían preguntas y ella diría: “John Dillinger es un caballero, me ha tratado muy bien”".

"Me di cuenta hace tiempo de que el mismo análisis que hacía para una escena muy hablada también me servía para una escena de acción. Hay que analizar la historia, ¿qué ocurre, cuál es el enfrentamiento? No se trata de una discusión verbal, sino física. Si lo traduzco a una coreografía, mi pregunta es: ¿Cómo quiero que bailen para contar la historia?".

"Últimamente no se han hecho muchas películas de este género. No se han hecho películas acerca de los años 30. Hace tiempo que me interesa esa época, desde los años 70 cuando escribí un guión para Alvin Karpis. Estuve a punto de rodar 'Por quién doblan las campanas' con Leonardo DiCaprio. Es uno de los numerosos proyectos que desarrollamos juntos, pero que al final decidí no hacer. Me interesan los años 30, me dan la impresión de pertenecer más al siglo XX que los años 20. Todos los sistemas que sirvieron de motor al siglo XX fueron inventados en los 30".

"En Estados Unidos, por primera vez en mucho tiempo tenemos un liderazgo bien equipado políticamente, astuto e inteligente, que entiende el peligro que implica la disparidad entre los muy ricos y el resto del mundo. Dillinger no está, pero los bancos y los presidentes de las grandes corporaciones se han dedicado a realizar una mala gestión durante los últimos diez años, y así estamos".

fuente y fotos: Universal España

No hay comentarios: