martes, octubre 02, 2007

Garry Kasparov: Todo el dinero y los beneficios de Rusia están en el mundo libre, en bancos y en equipos de fútbol












El ex campeón mundial de Ajedrez, que lidera la oposición al presidente Wladimir Putin y a quien seguramente enfrentará en las próximas elecciones, mueve magistralmente sus peones en la política rusa. Quiere formar un bloque cómo el de la Concertación chilena y además, crítica a Gran Bretaña y EE.UU por ser democracias que sólo les interesa el dinero.

Madrid

Garry Kasparov es la nueva figura de la política rusa que encabeza el movimiento de oposición al Gobierno de Wladimir Putin, La Otra Rusia. Y como eslavo tiene dos rasgos característicos que le acompañan en este periplo: la valentía y el amor por la madre patria.

“Me podría haber ido de Rusia pero me quedé para luchar por ella porque es mi deber moral. Podría haberme ido pero va contra mi naturaleza”, señaló el ex campeón mundial de ajedrez durante 1985 y 2000 en la presentación en Madrid de su libro Cómo la vida imita al ajedrez, una especie de autoayuda en la toma de decisiones de la vida a través de la ciencia que domina.

Sin embargo, el tema de su libro quedó en segundo plano en la rueda de prensa por su carrera política hacia el Kremlin, lugar hoy en día de actualidad al estar plagada de mafias, corrupción, conspiraciones y poder militar. Para Kasparov es necesario cambiar el sistema en Rusia porque se acerca demasiado a una dictadura, donde muy pocos se benefician de los recursos y que puede provocar, mas temprano que tarde, una grave crisis social.

“La oposición hoy en Rusia esta desarticulada. Yo estoy tratando de unir a la oposición con la idea de restaurar el proceso democrático en Rusia. Por ahora, nuestro objetivo como partido político es sobrevivir políticamente y humanamente. Asimismo, el régimen de Putin tiene muchos elementos de una dictadura blanda, abierta y no ofrece soluciones para los problemas que hay en la población. 80% de la gente no disfruta de los beneficios del petróleo. Y es muy seguro que Rusia afronte en los próximos años una crisis social, especialmente en infraestructura porque no se ha invertido nada ahí”.

Desde que decidió ingresar a la política, el ajedrecista viaja mucho por su país y se ha dado cuenta que tiene apoyo en las bases para las elecciones presidenciales “Mucha gente está luchando contra el régimen de Putin por que se han dado cuenta que la política rusa y el gobierno sólo son avaricia, dinero y beneficios. El gasto social es sólo pasivo. Los gastos de nacionalizan y los beneficios del gas y el petróleo se privatizan, y finalmente, el dinero ruso se gasta en Londres”, y agregó que “al final todo el dinero y beneficios de Rusia están en el mundo libre, en bancos, en equipos de fútbol”.

En estos momentos, hay incertidumbre sobre la decisión de Putin de sí quedarse y presentarse a las lecciones en Marzo, algo que no parece improbable. Para Kasparov si ello ocurre, se derribará el último pilar en el que se sustenta la Constitución rusa y se llegará a una dictadura total. “El régimen tiene suficiente poder y recursos como para seguir controlando la situación y las elecciones serán otro procedimiento falso de auto legitimación”.

Asimismo, Kasparov dijo que su Coalición (revoltijo de extrema izquierda a liberales) cree que el sistema liberal es el único que puede generar un sistema económico, libre y democrático pero que la población de Rusia todavía tiene un temor residual al cambio de huésped en el Kremlin desde la caída del gobierno comunista. “La gente cree que cualquier protesta traerá ese recuerdo y no quieren otra situación de inestabilidad. Sin embargo, si el régimen pone en peligro la integridad de Rusia y ésta se ve amenazada la gente saldrá a protestar a la calle”.

De esta manera, mira a Chile y expone como ejemplo a la Concertación de fuerzas variables que se formó en 1991 para enfrentar al dictador Augusto Pinochet, que unió desde la Democracia Cristiana hasta la Izquierda. “Queremos una coalición con variadas ideas, con distintas fuerzas políticas que se unan contra esta dictadura. No se trata de una lucha por el poder, sino para derribar el régimen y restaurar el sistema democrático”.

Por su parte, pese a los cambios en el gobierno de Putin para demostrar renovación como el nombramiento de Viktor Zubkov como primer ministro, el líder del Frente Civil Unido señaló que el presidente “sigue siendo un agente de la KGB. Y dirige Rusia como si fuera una operación secreta. Lógica de su política no es normal en cuanto a una democracia. Se rodea de gente cerrada y de su confianza total”.

En tanto, el análisis de Kasparov de la política exterior de Rusia es que la actitud del gobierno es intencionalmente belicosa con el objetivo de mantener altos los precios del petróleo. “La venta de armas nucleares a Irán es una actuación con sentido. Toda esa acción es para revolver el gallinero en Oriente Medio. Ese es el objetivo de Putin para mantener alto el petróleo”.

De la crítica de Garry Kasparov no se salva ni Occidente. “Nosotros criticamos el doble rasero de Occidente. A Putin lo invitan al G7 y lo consideran una democracia que no es. En cambio a China sólo le reconocen el status comercial y le critican su Estado represor. Además, a la democracia inglesa y norteamericana sólo le interesa el dinero, los beneficios, el negocio. Por lo tanto, no se cuestiona a Putin porque hace dinero con ellos”.

El ex campeón mundial sabe que su vida corre peligro en esta apuesta política en Rusia y siempre va con guardaespaldas. También, por ello, ha dejado a su mujer Dasha y a su hija Aida viviendo en Nueva York.

“Tengo miedo, sí, del régimen pero es una actitud normal del ser humano. Eso sí, en Rusia no viajo en aviones del estado como Aeroflot. No como en restaurantes que no conozca. Lo que hago es reducir el riesgo. Aunque sé que los guardaespaldas no van a protegerme de un atentado promovido por el Estado, pero evita el riesgo de que a uno le maten como a Politovskaya”, concluyó.

No hay comentarios: