martes, enero 08, 2008

Fin de año difícil para la prensa : un semanario cerrado y un periodista condenado a un año de cárcel

El 9 de diciembre de 2007, La Comisión de Autorización y Vigilancia de la Prensa , que se encuentra sometida a la autoridad del Ministerio de Cultura y Orientación Islámica, decidió el cierre definitivo del semanario Karfto por “falta de publicación regular del periódico”. Por otra parte, Abolfazl Abedini Nasr, del semanario Bahar Khozestan, fue condenado el 24 de diciembre a un año de cárcel, en un juicio a puerta cerrada y sin la presencia de su abogado.

“Lamentamos esta nueva decisión de censura que va dirigida a silenciar un medio de comunicación independiente. Frente a la negativa de doblegase de la redacción de Karfto, y tras repetidas suspensiones temporales, las autoridades iraníes han decidido desembarazarse definitivamente del periódico. Hay dos periodista de Karfto que llevan varios meses encarcelados. La nueva medida hace que su situación sea aun más delicada”, ha declarado Reporteros sin Fronteras.

El 29 de diciembre, la Comisión de Autorización y Vigilancia de la Prensa anuló la licencia de Karfto (semanario bilingüe en persa y kurdo) por “falta de publicación regular del periódico”. La decisión se produjo después de que Karfto estuviera 23 dás ausente de los kioskos, mientras que la ley autoriza un plazo de seis meses. Desde su creación en 2005, la redacción solo ha conseguido publicar 62 números, a causa de las numerosas suspensiones temporales, y también de las repetidas citaciones que han recibido sus principales responsables, y especialmente la directora, Lila Madani, y el redactor jefe, Besad Koshhlai.

Hay dos periodistas de Karfto en la cárcel. El 13 de noviembre, el tribunal de apelación de Sanandaj (Kurdistán) confirmó la condena a seis meses de cárcel de Ako Kurdnasab, por “intento de derrocar el régimen mediante sus actividades periodísticas”. El periodista está cumpliendo la condena en la penitenciaría de Sanandaj. Y Kaveh Javanmard fue trasladado, el 29 de diciembre, a la cárcel de Maragheh (Noroeste), a 300 km . del lugar donde reside su familia.

En otro caso, la sala 3ª del tribunal revolucionario de la ciudad de Ahvaz (Oeste) condenó, el 24 de diciembre, a un año de cárcel a Abolfazl Abedini Nasr, del semanario Bahar Khozestan, por “incitar a unos obreros a la rebelión” y “relación con medios de comunicación extranjeros”. En cambio, Omid Ahamadzadeh, colaborador de los periódicos Aso y Didgah (suspendidos desde 2005) y detenido el 28 de noviembre por unos agentes del Ministerio de Inteligencia de la ciudad de Sanandaj, quedó en libertad con fianza el 27 de diciembre. No se han hecho públicos los cargos que se le imputan.

Finalmente, unos policías entraron el 31 de diciembre en los locales del diario Tahlil Rooz, en la ciudad de Shiraz (Sudoeste), y agredieron a los periodistas presentes. Mohamad Hassin Shaltokar fue trasladado al hospital tras recibir varios golpes en la cara. La policía, que se niega a dar entrada a la denuncia de los periodistas, les acusa de haber sacado fotos del altercado entre un brigada de las fuerzas del orden y unos manifestantes, que se produjo en una calle cercana a la sede del periódico.

Fuente: RSF

No hay comentarios: