jueves, junio 26, 2008

Más que una tierra de libertad, Europa parece la Alemania nazi

En los últimos años, Europa se ha transformado más que en una tierra prometida en una Alemania nazi. En cada esquina, hay policías pidiendo papeles.

Cuando veo sus carros y sus tanquetas en la calle exponiendo su poder para que los ilegales se asusten, me acuerdo de las películas yanquis, cuando aparecían los soldados alemanes y les pedían a los judíos: “Papeles”.

Y puede que estemos en la Alemania nazi porque a partir de esta semana la política de inmigración se endurecerá tras la aprobación de la comunidad europea de una orden de detención que llama a todas las policías a mantener presos más de 18 meses a quienes no tengan papeles.

Los políticos de izquierda y la gente decente europea, que conoce el mundo y sabe lo bien que son recibidos los europeos fuera de sus territorios, han criticado esta nueva directriz especialmente por que los conceptos de hombre libre, fraternidad e igualdad, en que se formó Europa a partir de la revolución francesa, se está yendo al carajo literalmente.

¿Por que? Porque al final la mayoría de europeos de clase media han aplaudido esta decisión populacha dirigida por el tonto de Sarkozy y las políticas de derechas están triunfando sin importar la condición humana de quienes buscan un futuro mejor.

Definitivamente, las señales que los putos politicos en Europa intenta lanzar a la opinión pública asustada de tanto latino, negro, asiático y rumano en su tierra, es que la destrucción moral es la única forma de detener al inmigrante ilegal. La verdad es que no darle trabajo, menospreciarlo, perseguirlo, explotarlo y en algunos casos, denunciarlo, es al final una destrucción de su alma.

Pese a toda estas señales de propaganda negra que se expande en Europa contra los inmigrantes, sin embargo, en España ya se ha demostrado que los inmigrantes, legales o ilegales, aportan mas dinero que gastos en los recursos del Estado español.

La seguridad social como también el pago de pensiones a los jubilados (es una paradoja que este grupo de edad sean los que mas reclamen por que los inmigrantes se vayan fuera de sus fronteras) la sostienen ellos con sus pagos de impuestos y la seguridad social no la ocupan tanto como los españoles, quienes por el dolor de un dedo meñique acuden al doctor. Asimismo, son compradores y consumidores lo que aporta aún más al mercado burgués.

¿Que se nos viene ahora? Una época dura que sólo con la unión hacia los movimientos de trabajadores como la CNT, que saben que se está tendiendo no sólo a explotar al inmigrante con este chiste de la ampliación de 65 horas de trabajo sino también a ellos, y los jóvenes que participan que saben la realidad del sector en las calles, será posible detener las políticas anti inmigración de la Europa fascista dirigida entre el corrupto de Berlusconi y el farandulero de Sarkozy.

Europa tiene una deuda histórica con los demás continentes y por ello deben aceptarnos con o sin papeles. Ellos viajaron a América, Europa, a Asia a buscarse la vida y nadie les pidió visa de trabajo…

Es hora de organizarse y hacer entender que la libertad de movimiento y la búsqueda de un mejor futuro es un derecho por siempre y para siempre…

No hay comentarios: