domingo, julio 16, 2006

Aministía pide a Israel terminar ataques contra civiles palestinos


En los últimos meses, el ejército israelí ha lanzado miles de ataques de artillería y decenas de bombardeos contra zonas densamente pobladas de la Franja de Gaza, que han provocado la muerte de decenas de palestinos, varias mujeres y niños incluidos, y heridas a mucho más. En el mismo período, los grupos armados palestinos han lanzado de forma indiscriminada centenares de cohetes “quassam” contra Israel, que han causado heridas a varios civiles.

Más recientemente, tras el secuestro por grupos armados palestinos de un soldado israelí que sigue en cautividad, las fuerzas israelíes han lanzado bombardeos aéreos reiterados y deliberados contra redes de suministro de electricidad y agua, carreteras y otra infraestructura civil, contra instituciones públicas educativas y de otro tipo, así como contra propiedades privadas de la Franja de Gaza.

La destrucción está teniendo consecuencias humanitarias graves para la población palestina, cuya situación ya había empeorado debido a los efectos de las sanciones impuestas después de la victoria de Hamas en las elecciones palestinas de enero. La organización denuncia que estos ataques deliberados de las fuerzas israelíes contra propiedades e infraestructuras civiles en la Franja de Gaza violan el derecho internacional humanitario y constituyen crímenes de guerra.

Las partes enfrentadas afirman que sus respectivos ataques son una respuesta a los ataques del otro bando, vulnerando la prohibición prevista en el derecho internacional de las represalias, los ataques deliberados contra civiles y los ataques desproporcionados e indiscriminados que ponen en peligro vidas de civiles.

No hay comentarios: