sábado, agosto 19, 2006

Si Pinochet muere no debe tener honores en sus funerales

La polémica instaurada en Chile entre los políticos nacionales sobre si el dictador Pinochet debe tener o no honores en su funeral por ser ex presidente o ex comandante del Ejército me parece sin fundamentos e impuesta por lo medios de derecha.

Primero, hay que especificar que Pinochet llegó al poder por la fuerza y apoyado por la CIA, que a la vez financiaba a el diario EL Mercurio, El diario La Tercera, la Democracia Cristiana de Patricio Aylwin contra el gobierno Salvador Allende , etc, etc, por lo tanto nunca fue un presidente elegido por el pueblo.

Segundo, desarrolló una política de exterminio contra gente políticamente opuesta a él, que no sólo abarcó Chile sino todo el continente sudamericano, conocido como el Plan Cóndor.

Estos ya son fundamentos suficientes para que lo propuesto por el general Izurieta, quien montó semejante desaguisado y que demuestra que aún hay fanáticos del asesino en las intituciones castrenses, no sea considerado por la presidente Michelle Bachelet. Ella ya dijo que le sería muy difícil hacerle honores al viejo criminal.

Pese a que les duela a los fachas de Chile y especialmente, a la derecha extremista compuesta por la UDI, el "TATA", como cariñosamente le llaman en su feudo del barrio alto de Santiago, es un personaje que no merece si más que terminar como el gran asesino que destruyó un gobierno democrático, socialista; un sueño que pretendía cambiar una sociedad elitista, pacata, conservadora y racista como es la chilena.

Ese germen (expresado en la constitución 1980) sigue vigente en el país y se destaca por el asilamiento de los indígenas y por quienes no tienen apellidos vascos o alemanes. Bachelet, pese a la oposición de sus partidos de coalición y la derecha intenta que ello acabe con la creación de un nuevo tipo de pensión, de una seguridad social digna para los chilenos, de más impuestos a los ricos y con más participación de la sociedad media y a los jóvenes. Le será difícil, pero la "gordix" lo esta intentando y eso se lo destacamos: tiene huevos.

Sin embargo, creemos y esperamos como la mayoría de los chilenos que cuando llegue el momento de sepultar a Pinochet, eso sí después de ser condenado por la justicia chilena por sus crímenes de lesa humanidad, no se le rindan honores sino que muera entre su familia. Porque al final son los únicos que lo quieren...

No hay comentarios: