sábado, mayo 26, 2007

Jostein Gaarder: “Los libros son una fuente de calidez y es mejor sustituto parental que el computador y la TV”


El escritor noruego fue una de las figuras invitadas a la reciente fiesta Noche de los Libros e impartió una clase magistral sobre la imaginación. En ésta hizo un llamado a alimentar nuestra mente con libros y a no perder nunca al niño que llevamos dentro.

Madrid

Toda la obra de Jostein Gaarder, nacido en Oslo en 1952, ha girado en torno a la imaginación. Esta característica lo ha llevado a ser uno de los autores mas conocidos en el mundo y su libro, “El mundo de Sofia”, editado en 1991, ha vendido 30 millones de copias en todo el planeta.

Este profesor de Filosofía y de Historia de las Ideas del Instituto de Bergen ha sido traducido a más de 50 lenguas y a través de su Fundación Sofía, entrega 100 mil dólares a la mejor labor innovadora a favor del medio ambiente y el desarrollo. Este año se lo han dado al primer ministro sueco, porque es el país que más ha hecho por el medio ambiente.

Sin embargo, la gran fuente de inspiración que este noruego encontró para convertirse en un reconocido escritor, la encontró en la aventura que significa el gran misterio de la vida. “La verdad es que, desde que era pequeño hasta la actualidad, he tenido siempre un intenso sentimiento de vivir en un cuento de hadas, en un misterio imponderable. Como niño me parecía algo absolutamente misterioso, el existir, que hubiese un mundo alrededor. Yo solía recurrir a los adultos para preguntarles: ¿qué raro es que estemos vivos, que exista el mundo? Ellos me respondían, “no es nada raro, ¿por qué lo piensas que lo es?, es lo más normal. No debes pensar cosas como esas, puedes volverte loco”. Pero nadie pudo detener mi sentimiento. Y decidí rechazar el convertirme en un adulto que considera al mundo sin misterio.”, explicó.

Estas sensaciones que Gaarder considera normales y que llama a los jóvenes a no encontrarlas extrañas, hoy en día se están perdiendo en el mundo globalizado que vivimos. “La literatura es más creativa, y enriquece más que ver una película o jugar en las consolas. Incluso en Japón, la tierra de la electrónica total, la gente sigue leyendo libros. Esto nos dice la superioridad de los libros sobre los medios audiovisuales”.

Agrega que es necesario defender al texto escrito ya que “después de la pérdida de la tradición oral, el medio más importante para un buen cuento es el libro, la literatura. En el mundo moderno no hay otra forma de mostrar de contar cuentos, sino a través del libro”, justificó.

Para el autor de “El misterio del solitario”, los cuentos y las novelas nunca pasarán de moda porque son como la leche materna. “Hay una cosa de la que sí estoy seguro, la historia, el relato y el cuento sobrevivirán. Siempre que tengamos aliento para hablar los unos con los otros, los buenos cuentos e historias permanecerán con nosotros. La conciencia humana es exhaustivamente épica o narrativa en estructura, es la forma de la que estamos hechos y siempre ha sido así desde que se contaron los primero mitos. El cerebro esta preparado para digerir los cuentos más que lo digital”, relató.

En la actualidad somos bombardeados permanentemente con imágenes y contenidos que nos hacen perder el asombro. A la sociedad de la información, Jostein la llama “ladrones de la atención”, y denuncia a los magnates de la comunicación por enriquecerse, llenándonos de novedades fútiles de forma abierta y desvergonzada sin que nadie les impida lo que hacen. “Ellos explotan la curiosidad natural de los niños y su necesidad de jugar. Les privan de imaginación y de actividad automotivada. Los gigantes de las comunicaciones y entretenimiento, están intentando robarnos nuestros cuentos e historias. Están intentando robarnos la palabra viva pero es muy poco probable que tengan éxito porque tanto el relato, el cuento y la historia son demasiado resistentes y duros”, desveló.

Pero no todo dentro de la cultura moderna es negativo para Gaarder. La obra de J.K. Rowling, Harry Potter, si bien no la ha leído, es un buen ejemplo de cómo la literatura actualmente le ha enseñado a muchos fracasos escolares a leer e imaginar. “Démosles Harry Potter a muchos millones de niños. Yo creo que ha sido una publicación realmente importante para los jóvenes del mundo. Porque les ha llevado a leer. Esto demuestra que es muy fácil convertir al niño en un adicto a la palabra escrita. Cuando uno lee una historia o un cuento bueno no suele ser lo último que termian leyendo”.

Como buen profesor, este vikingo se atreve a dar consejos a los padres para que puedan enfrentar al joven adicto a la televisión o Internet. “Una vez que los padres alimentan y visten bien a sus hijos, lo siguiente más importantes es que lean. En muchas sociedades, especialmente en las occidentales, los seres humanos se han convertido en seres que carecen cada vez más de experiencias compartidas y tienen lagunas generacionales y esto afecta a algo tan fundamental como los sentimientos de identidad y de pertenencia de las personas”.

El sueño de Gaarder es que leerles a los niños se convierta en algo tan evidente como lavarse los dientes. “La higiene dental es algo claramente importante pero, en una medida cada vez mayor, los padres deben ser responsables de la higiene experimental de sus hijos”.

La falta de tiempo es uno de los problemas que más se escuchan en la sociedad actual. El tema para Gaarder esta más que sobredimensionado. “ ‘Hay que ver el tiempo que te ocupan los niños’, me dijo un padre en una reunión en el jardín infantil. Yo le repliqué riéndome, “si la vida lleva mucho tiempo, consume mucho tiempo”. Es gracioso porque mucha gente en Noruega se queja de que vivir en pareja lleva mucho tiempo. Incluso que el amor consume mucho tiempo, que el sexo consume mucho tiempo. No existe el amor instantáneo. Se necesita tiempo para amar a otro ser humano, y el amor puede dominar toda nuestra existencia y puede enriquecerla a la vez”, sentenció.

Lo mismo se puede decir de los libros, en opinión de Gaarder. “Enriquecerse con libros lleva tiempo. Enriquecer a los hijos también lleva tiempo y a veces es una tarea casi irreconciliable con nuestra agenda laboral. En nuestro mundo posmoderno cada vez más niños puede que terminen necesitando acceso a una fuente de calidez, que muchos padres ya no pueden proporcionar porque viven con prisa. Los libros es una fuente de calidez y presuntamente es un mejor sustituto parental que el computador y la TV”.

En la sociedad digitalizada que vivimos en la actualidad o también llamada selva de cemento, “los niños que viven en esta jungla carecen de la chispa de la vida, da miedo, y no creen en su propio futuro ni tienen la valentía para afrontarlo”, critica Gaarder y agrega que es necesario terminar con ese aislamiento que se produce al interior de la familia, donde los padres están escondidos en su habitación viendo la televisión, mientras su hijo juega en el salón a la video consola, y el abuelo vive lejos de todos. “Hay que terminar con esto porque al final se terminan los lazos sociales”.

Finalmente, Jostein Gaarder es férreo defensor de la Tierra y respeta el medioambiente. Por ello, su último libro irá en esa dirección para motivar a la humanidad a que confien en los filósofos y la filosofía como el grupo necesario para salvar el planeta. “Escribir un libro sobre los problemas del medio ambiente será mi siguiente proyecto. Creo que hoy en día deberíamos centrarnos más en salvar la naturaleza. Si en 1948 se hizo la Declaración de los Derechos Humanos, ahora los científicos y los filósofos deberían unirse para hacer la Declaración de las Obligaciones Humanas”, concluyó.

No hay comentarios: