martes, junio 03, 2008

CHINA: 4 DE JUNIO DE 1989 ES UN ASUNTO QUE CONTINÚA PROHIBIDO EN LA PRENSA Y EN INTERNET

El COI se reúne en Atenas el día del aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmen. Con ocasión del 19 aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmen, que tuvo lugar el 4 de junio de 1989, Reporteros sin Fronteras pide la libertad de los cuatro periodistas y ciberdisidentes encarcelados por haberse pronunciado sobre ese acontecimiento, tabú en China Popular.

La organización lamenta la implacable censura que subsiste en torno a la masacre, que costó la vida de al menos dos mil estudiantes y obreros chinos. Todos los medios de comunicación chinos tienen estrictamente prohibido referirse a aquel gran acontecimiento de la historia de la China contemporánea.
"Con los Juegos Olímpicos, las autoridades chinas intentan que se olvide lo que pasó en la Plaza de Tiananmen el 4 de junio de 1989. Pero ni las pruebas deportivas, ni las festividades que se celebrarán en agosto en la plaza central de Pekín, podrán borrar esa sombría página de la historia de China. Resulta lamentable que, desde hace 19 años, el Partido Comunista Chino se dedique a intentar, mediante la censura y la represión, que desaparezca de la memoria la Primavera de Pekín", ha manifestado la organización.

"Cuando el Comité ejecutivo del Comité Olímpico Internacional se reúne el 4 de junio en Atenas, Grecia, pedimos a Jacques Rogge que tome postura a favor de la libertad de los presos de opinión antes del comienzo de los JJOO, y entre otras la del periodista Shi Tao, condenado a diez años de cárcel por enviar un e-mail sobre los acontecimientos de Tiananmen", ha añadido Reporteros sin Fronteras, que el 30 de mayo convocó una rueda de prensa en Atenas, relacionada con los JJOO de Pekín.

En un memorando confidencial, Reporteros sin Fronteras ha revelado en april que el COI justificaba la celebración de una ceremonia de honor de la antorcha en la Plaza de Tiananmen asegurando que se trata de una "de las plazas públicas más famosas del mundo". El COI atribuye a los organizadores pequineses la decisión de haberla convertido en punto de partida del maratón. "El COI es una organización deportiva. No resultaría apropiado que nosotros decidiéramos la utilización de lugares que tienen una significación histórica y política".

El 4 de junio de 1989 los tanques chinos aplastaban la revuelta estudiantil en Pekín y las autoridades ponían en marcha una oleada de represión, que terminó con miles de detenciones. Según Human Rights Watch, todavía quedan encarceladas al menos 130 personas que participaron en la revuelta estudiantil.A los internautas chinos se les impide informar libremente sobre lo que ocurrió el 4 de junio de 1989, en Pekín y en otras ciudades del país. Así, la búsqueda "Lui Si", abreviatura de 4 de junio en chino, se encuentra totalmente bloqueada en los buscadores Baidu y Sohu.

La conexión al sitio se reinicia sistemáticamente.

En Sina (buscador chino) y Google, la inmensa mayoría de los resultados no tratan de los sangrientos sucesos de 1989, sino de la Plaza de Tiananmen como lugar histórico. Y los enlaces con artículos explícitos sobre el 4 de junio de 1989 están bloqueados. Cuando el internauta pincha esos enlaces, se vuelve a iniciar la conexión. En la prensa no está autorizada ninguna mención del 4 de junio, sin contar con el aval del gobierno.

En junio de 2007 fueron despedidos varios responsables de la redacción del periódico Chengdu Wanbao, por dejar que se publicara un anuncio de una línea, rindiendo homenaje a las valientes madres del 4 de junio, en referencia a las madres de las víctimas de la Plaza de Tiananmen que defienden la memoria de sus hijos.

Entre los periodistas y ciberdisidentes encarcelados por su postura en torno al 4 de junio, podemos citar a Shi Tao, del diario Dangdai Shang Bao (Las Noticias del Comercio Contemporáneo), a quien el 30 de abril de 2005 se le consideró culpable de "divulgación ilegal de secretos de Estado en el extranjero".

El periodista envió a un amigo, residente en el extranjero, una nota interna llegada a su redacción, que avisaba a los periodistas sobre los peligros de una desestabilización y los relacionados con el regreso de algunos disidentes, con ocasión del aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmen. Shi Tao reconoció haber enviado el documento por e-mail, pero refutó su carácter secreto. El periodista se encuentra internado en un centro de detención de Changsha desde que le detuvieron, el 24 de noviembre de 2004 en Taiyuan (Noreste). Tiene que trabajar forzosamente.

En la víspera del aniversario de la masacre, la Agencia France-Press ha constatado la existencia de una presencia reforzada de policía en la Plaza de Tiananmen.

Se ha reforzado la vigilancia ante los domicilios de varios disidentes. A uno de ellos, Chen Xi, le han prohibido coger un avión en Guiyang (Guizhou) con dirección a Pekín, donde tenía previsto tomar parte en un movimiento de solidaridad con las víctimas. "No he podido ir a Pekín, pero actuaré igualmente a distancia para dejar constancia de nuestra desaprobación del Estado", ha manifestado al sitio Boxun.

Tiene previsto organizar una concentración silenciosa, así como acciones conmemorativas en Internet.

El mismo artículo de Boxun señala la estrecha vigilancia a que está sometido Qi Zhiyong, desde hace veinte días. Qi Zhiyong perdió una pierna en la represión.

En cuanto a Ding Zilin, madre de una de las víctimas de la masacre, ha escrito una carta abierta a las autoridades, publicada en la página de las Madres de Tiananmen: http://www.tiananmenmother.org/, reclamando que se ponga a media asta la bandera nacional para honrar la memoria de las víctimas de los sucesos de junio de 1989, como recientemente se ha hecho con las víctimas del terremoto.

Con ocasión de este aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmen, Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades chinas:

- que liberen a los 31 periodistas y 48 ciberdisidentes e internautas actualmente encarcelados,- que quede abolida la censura, en la prensa y en Internet, a propósito de los sucesos del 4 de junio de 1989,

- que terminen el acoso y las medidas vejatorias (arresto domiciliario, seguimientos, escuchas telefónicas) contra los periodistas que tomaron parte en la
"Primavera dePekín",

- que se autorice a los periodistas y disidentes exiliados a regresar a China, con total seguridad,- que se permita que la prensa china e internacional puedan hablar sin trabas de las actividades de los grupos disidentes.

Fuente_

-Vincent BrosselAsia
- Pacific Desk
Reporters Sans Frontières

No hay comentarios: