martes, mayo 13, 2008

Suma Flamenca 2008 arranca en San Sebastián de los Reyes con Serranito, Israel Paz y Paco del Pozo

-Los tres representantes del Madrid flamenco actúan en el auditorio Adolfo Marsillach

-La sala Las Tablas acoge en la capital el ciclo Fotogramas Flamencos del 19 al 21

-Un maestro de la guitarra para la historia y dos cantaores jóvenes aficionados con hechuras, los tres nacidos en Madrid, dan un toque castizo al estreno del Suma Flamenca 2008. La cita es en el auditorio Adolfo Marsillach de San Sebastián de los Reyes el próximo sábado 17 a las 20:00 horas.

MADRID

Víctor Monge Serranito, uno de los grandes virtuosos de la guitarra flamenca de las últimas décadas junto con Paco de Lucía y Manolo Sanlúcar, ha demostrado a lo largo de su trayectoria una magnífica facilidad para la ejecución así como una inusual inquietud por su propia evolución y desarrollo artístico.

El compositor autodidacta que lleva en el mundo profesional desde los doce años acude a Suma Flamenca a la cabeza de su cuarteto dispuesto a recrear todo tipo de toques y dejando espacio para la improvisación y la fusión con otras músicas, siempre sin perder la esencia.

Poseedor de un conocimiento exhaustivo de la cultura flamenca y de una intuición musical extraordinaria, Serranito cuida meticulosamente el equilibrio de sus obras, ajustando la complejidad y la precisión a la armonía y creando la tensión necesaria en cada ciclo de la composición: todo un alarde de exactitud y de sentimiento. Profundo y trascendente, sus actuaciones en directo están llenas de poderío, pero también de austeridad: de silencios rítmicamente pausados, de fuerza y tonalidad, de clásicas cadencias remarcadas en la técnica que le dan a cada nota un colorido de barroco profundo.

Víctor Monge se inició con la guitarra con ocho años de edad y poco después comenzó a trabajar junto con su hermano mayor en un trío llamados “Los Serrano”; como era el más pequeño del grupo adoptó el diminutivo de Serranito.

Sus primeros grandes reconocimientos le llegaron en 1971, año en que obtuvo en Córdoba el Premio Nacional de Guitarra “Ramón Montoya”, y en Jerez de la Frontera, la Cátedra de Flamenco. La última distinción concedida es el galardón Calle de Alcalá 2007, otorgado sólo a artistas flamencos que han desarrollado su carrera artística desde Madrid.

Con 20 trabajos discográficos editados, la crítica encuentra en él a un músico con un amplio dominio de la guitarra, que toma como punto de partida el análisis de la composición, el sentido de la armonía, la exigencia de su mano izquierda y la delicadeza de su mano derecha, normas, de un estilo que entra en la revolución de la guitarra en la segunda mitad del siglo XX.

La verdad más íntima de este artista singular es la belleza y la bondad de espíritu. Su trabajo ‘Sueños de Ida y Vuelta’, con Camerata Romeu, fue nominado en la categoría de Mejor Álbum de Flamenco en los Premios Grammy Latinos y premiado como mejor disco de guitarra solista por la Crítica Nacional. En 2005, Serranito estrenó en el Festival Internacional de la Guitarra de Córdoba su espectáculo ‘Con Solera’ y el Colegio Mayor Isabel de España le concedió el Galardón “Tío Luis el de la Juliana”.

El cante de Paco del Pozo e Israel Paz

Paco del Pozo vuelve a su localidad natal para mostrar toda su sabiduría cantaora y confirmar que está llamado a figurar entre las grandes voces del presente siglo. Desde muy joven atesora múltiples galardones, entre los que sobresale la Lámpara Minera, que le distingue como ganador absoluto del prestigioso Festival Nacional de Cante de las Minas en su edición de 1997, y el premio como Mejor Cantaor Revelación de Madrid, concedido una década antes.

Se trata de un cantaor completo y ortodoxo de amplio espectro, cuya particular y profunda voz le permite dominar un amplio abanico de cantes, tanto libres como de compás. También se muestra receptivo a nuevas tendencias y ha colaborado tanto con intérpretes de jazz como con músicos clásicos.Israel Paz ha cultivado una insaciable afición al cante desde niño. Con 17 años subió por primera vez a un escenario y un lustro después salió al mercado su primer trabajo discográfico, ‘Del Manzanares al Guadalquivir’. Con esta carta de presentación, acudió a citas como el Festival Flamenco por Tarantos del Colegio Mayor San Juan Evangelista, Noche Flamenca de la Piel de Ubrique, el ciclo flamenco del Círculo de Bellas Artes de Madrid o los Jueves Flamencos de Cádiz. Fue finalista en el Concurso Nacional de Córdoba 2001. En 2006 publicó su segundo disco ‘Corazón flamenco’, producido por el guitarrista Diego del Morao con temas de Jacinto González, Luis Carrasco, y Ezequiel Benítez.

La madrileña sala Las Tablas programa el ciclo Fotogramas Flamencos del 19 al 21 de mayo

Flamenco y cine han estado emparentados ya desde que los creadores de sistemas de grabación y proyección de imágenes en movimiento daban sus primeros pasos. De este modo, Edison capturaba el baile español de Carmencita en marzo de 1894 y los hermanos Lumière grababan en abril de 1898 en Sevilla una serie de danzas españolas de la época (el vito, peteneras, manchegas…).

Esa vinculación es uno de los motivos que impulsa la presencia de un programa audiovisual de calidad en el festival Suma Flamenca. Se trata de un ciclo de tres días en la sala Las Tablas, paradigma de espacio vanguardista de referencia donde el flamenco acostumbra a establecer diálogo con otras formas artísticas durante todos los días del año.

El lunes 19 se proyecta ‘35 años de rito y geografía del cante: de Juan Talega a Camarón’, de José María Velázquez, Mario Gómez y Pedro Turbica. Se trata de un montaje que rescata actuaciones de la legendaria serie emitida por la segunda cadena de Televisión Española a comienzos de los años 70. Recoge momentos irrepetibles de la historia del cante, interpretados por las figuras más importantes de la segunda mitad del siglo XX, como Juan Talega, Tío Borricote Jerez, Fernanda y Bernarda de Utrera, Paco de Lucía, Antonio Mairena, José Menese, Camarón…

Aunque destinado a la pequeña pantalla, resulta un genial exponente de cine grande, donde el género documental alcanza cotas de alta graduación al superponerse, en un ejercicio de máximo rigor, los contenidos musicológicos con el interés social y antropológico que testimonian las imágenes y su contexto sonoro.

Un día después la directora Chus Gutiérrez presentará ‘La leyenda del tiempo’, una película de Isaki Lakuesta que narra varias historias paralelas: la de Isra, el niño gitano que tras la muerte de su padre ya nunca podrá cantar, pese a pertenecer a una familia de tradición flamenca, y que vive soñando con poder viajar algún día lejos de la Isla donde nació; y la de Makiko, que viaja hasta allí para tratar de asimilar una tradición y una forma de entender la vida que le resulta ajena pero que le subyuga. El segundo largometraje de Isaki Lacuesta ha sido distinguido en el Festival de Cine Alcances, de Cádiz, y galardonado con el importante Premio del Jurado del Festival Internacional de Cine de Las Palmas.

‘La huella de Diego del Gastor’ cierra el ciclo Fotogramas Flamencos el 21 de mayo. Se trata de un impresionante documental de Carlos de Juan, no distribuido por los canales convencionales, que recoge declaraciones y actuaciones de artistas aficionados y semiprofesionales cuyos testimonios explican el legado musical del flamenco de Morón de la Frontera (Sevilla). Todo ello a partir de la mítica figura del tocaor Diego del Gastor, sobre quien gravita el móvil argumental de la historia. Excepcional documento que reivindica una forma de entender el cante, el toque y el baile en su más pura expresión, desvinculada de cualquier concesión al espectáculo concebido como tal.

Las tres películas del ciclo son aptas para todos los públicos y se proyectan en Las Tablas (Plaza de España, 9) a las 19 horas.

Fuente: SUMA FLAMENCA

No hay comentarios: